Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

ENTREVISTA a Christine Elise: “Pensaba ser arquitecta, hasta que vi Blade Runner.”

9 minutos de lectura

Por Guillermo Martínez.

Es imposible que la imagen de Christine Elise desaparezca del imaginario cinematográfico y televisivo de todos aquellos que crecimos en los años ’90.
En aquellos años, nos encontramos ante una actriz de apariencia rebelde y el cabello corto y rubio, aquella que nos sorprendería como final girl en Child’s Play 2 y quedaría grabada en nuestra retina luego de su paso por BH90210, una de las series juveniles más populares de Fox en aquel entonces.

A partir de ese momento, se convertiría en una figura reconocible en producciones como Body Snatchers, ER, Vanishing Point y, en el 2017, la volveríamos a ver en su papel de Kyle, en Cult of Chucky.

Su potencia en escena tiene un motor, y al mismo tiempo tiene que ver con sus raíces y su esencia: el punk rock, el cine negro y la nostalgia americana.

Tuve la oportunidad de entrevistarla y hablar de todo un poco. Son muy interesantes cada uno de los detalles sobre su familia, sus comienzos en el mundo del espectáculo norteamericano y sus proyectos más recientes, enmarcados dentro de otras de sus pasiones, la fotografía y la comida, aficiones que comunica y comparte a través de su blog y su canal de YouTube.

Su fanatismo por la fotografía y haber escrito una novela, la convierten en una artista aún más completa, pero eso llegaría más adelante en su carrera y ella lo explica muy bien.

Pasemos a la entrevista.

GM: ¿Dónde creciste? ¿Nos podrías contar algo acerca de tu infancia?

CE: Crecí en Boston, en una familia de clase trabajadora. Mis padres son artistas, incursionaron en la música, la fotografía, la pintura y la escultura. En la escuela secundaria estuve muy involucrada en la escena local del punk rock. Como resultado, me entrevistaron en dos documentales: All Ages y American Hardcore.

GM: ¿Cuándo tuviste tu primer contacto con el arte? ¿Desde niña sabías que querías dedicarte a ello?

CE: Me gustaba dibujar cuando era niña y, al principio, pensé que quería ser arquitecta. Después vi Blade Runner y me inspiré en la reinvención del cine negro, un género que siempre amé. Entonces fui a la Universidad de Boston como estudiante de cine, con la intención de convertirme en directora. Después de un año ahí, me parecía inútil terminar la escuela de cine en una ciudad sin industria cinematográfica, así que me mudé a Los Ángeles. Con diecinueve años y por mi cuenta, estaba trabajando 60 horas a la semana a $6 la hora, sólo para pagar el alquiler, y la escuela de cine se convirtió en un horizonte que nunca iba a poder alcanzar. Después de dos años y medio, decidí tomar clases de actuación por la noche, como parte de mi preparación para la dirección.
Me sorprendió descubrir que realmente lo disfruté, es decir, actuar. Pensé: “Los actores que no tienen talento ni entrenamiento se ganan la vida todos los días. ¿Por qué no puedo ser uno de ellos? Entonces, ordené mis objetivos y seguí actuando. Tuve un éxito temprano, principalmente porque tenía poco más de veinte años y parecía tener quince. Me dijeron, en 1986 u ’87, que estaba demasiado nerviosa para la televisión, pero que me iría bien en el cine. Eso era lo que quería, así que me alegró escuchar eso. Luego, pasé a tener una carrera televisiva muy convencional y una carrera cinematográfica más pequeña, lo cual es genial también.

GM: Te conocí por primera vez interpretando a Kyle en Child’s Play 2. ¿Cuándo comenzaste a familiarizarte con el cine de terror? ¿Cómo llegaste a conseguir ese papel?

CE: Nunca estuve en condiciones de elegir proyectos. Siempre fui una actriz en actividad que acepta casi todas las audiciones y acepta todos los trabajos que le ofrecen. Para Child’s Play 2 hice dos audiciones y obtuve el papel, sin ningún misterio, pero fue mi primer gran trabajo y estaba muy emocionada de conseguirlo. Recuerdo que esto fue en 1989 más o menos. Yo era pobre. No había internet. No todas las películas estaban disponibles para verlas haciendo clic en algunos enlaces. Tenías que tener una videograbadora y ser socio de un videoclub, un auto para ir y luego esperar a que la película que querías ver estuviera en VHS, y después esperar a que alguien más no la haya alquilado durante una semana. Fue una época muy diferente en el mundo de los medios.

GM: ¿Cúal fue tu experiencia a la hora de trabajar dentro de un set con un niño (Alex Vincent) y un muñeco animatrónico? ¿Presentó un desafío para vos como actriz?

CE: Una experiencia de la que me gusta hablar acerca del trabajo en ese set, lo cual es desconocido para mucha gente, es que Alex (Vincent) tenía siete años y sus horas estaban restringidas por las leyes de trabajo infantil, sólo podía trabajar una cierta cantidad de tiempo, junto a su tutor, y se iba a casa. Y luego, Chucky, estaba dirigido por nueve titiriteros que eran todos actores, como Alex y yo, pero Alex es uno, yo soy otra y Chucky tenía nueve actores. Entonces, cuando filmaba las escenas con Alex y Chucky, lo que hacíamos era filmar un plano general, que es el plano de todo lo que sucede durante toda la escena para que la audiencia tenga una idea del contexto de la escena y su ubicación, de modo que cuando se pase a los primeros planos se sepa dónde estábamos. Así que hacía los planos generales y luego nos movíamos y filmábamos todos los primeros planos de Alex primero, y luego lo enviaban a su casa, porque tenía el día de trabajo más corto. Después filmábamos todo lo de Chucky, porque era mucho más caro tenerlo a él en el set que a mi. Así que filmábamos todo lo de Chucky, y luego se iban Chucky y sus titiriteros a casa y yo hacía todos mis  primeros planos, con sólo un pedazo de cinta azul en un soporte: “Esa cinta azul es Alex y esa cinta roja es Chucky. Vamos.” Así que actuaba prácticamente sola. Yo tampoco era un actriz experimentada, así que fue un desafío.

La gente siempre pregunta “¿Fue más difícil trabajar con un muñeco?” o “¿Cómo es trabajar con un muñeco en lugar de un ser humano?” y eso es más o menos lo mismo, todo es actuar. Las cosas que están sucediendo en las escenas, en su mayor parte, no son reales. Ser perseguido por un muñeco asesino o tener que hacer una escena de amor con alguien de quien no estás enamorado, todo es actuar, todo es fingir, pero actuar sin ningún actor ni muñeco, sólo trozos de cinta, fue realmente un desafío.

GM: ¿Cómo viviste la repercusión que tuvo la película? ¿Sentías en ese momento que pasarías a formar parte de una película de culto?

CE: No, nadie podría adivinar algo así.

GM: ¿Qué sentiste al ser convocada nuevamente para interpretar a Kyle en Cult of Chucky?

CE: Fue increíble! Al igual que el llamado para volver a BH90210 el año pasado. Estas personas son como una familia más para mí, y trabajar con ellos es un placer y un honor.

GM: ¿Qué te pareció la nueva versión del Child’s Play del 2019?

CE: No la vi. Pero soy una gran admiradora de Aubrey Plaza.

GM: Es imposible olvidarse de tu papel como Emily en BH90210. ¿Qué es lo más valioso que recordás de ese momento? ¿Qué sentiste al ser convocada nuevamente para interpretar a Emily en la nueva entrega del 2019?

CE: Fue genial volver, me sentí muy satisfecha de unirme a ese elenco. Fue divertido hacer comedia y trabajar con personas que conozco desde hace 30 años. Las personas de ese elenco me llaman por otro nombre (no lo compartiré aquí) que sólo lo usan las personas más allegadas a mí. Me encantó. Me decepcionó mucho que la audiencia la rechazara.

GM: No sabemos demasiado acerca de la serie “Chucky”, pero: ¿Te gustaría volver a interpretar a Kyle en esta nueva propuesta? ¿Qué expectativas tenés?

CE: Me encantaría. Después de la experiencia positiva que tuve en BH90210, realmente espero tener otra oportunidad de trabajar con AMIGOS que conozco desde hace 30 años. Alex (Vincent) es como un hermano para mí, Don (Mancini) y yo siempre fuimos amigos. Amo a Jennifer (Tilly) y a Fiona y Brad (Dourif). Realmente espero que me escriban.

GM: ¿Cómo fue tu trabajo a la hora de escribir y dirigir Bathing & the Single Girl? ¿Qué te motivó a emprender este proyecto?

CE: Había escrito una obra para actuar en vivo, en un teatro acá en Los Ángeles llamada Upright Citizens ’Brigade. Así que la escribí y participé en un espectáculo llamado Four Stories And A Cover. Mis amigos lo vieron y dijeron: “Fue muy divertido. Deberías hacer un cortometraje”, y así lo hice. Participé en 100 festivales de cine con el cortometraje, y hacia el final de ese ciclo, alguien lo vio y dijo: “Eso es genial. Si tenés otras historias deberías escribir una novela”, y así lo hice. No es una memoria, no es una autobiografía, es una novela. Es muy valiosa, porque intencionalmente borré las líneas biográficas entre la heroína y yo en el libro, para que la gente se confunda en cuanto a si es cierto o no, pero no es cierto. La gente asumirá que es verdad y lo que sucede en el libro es vergonzoso, pero casi todo es ficción. Un par de historias son ciertas, pero nunca voy a decir cuáles.

GM: Tenés un blog de cocina y un canal de youtube muy interesantes. ¿Qué te motivó a concretar estas propuestas? ¿Qué querés ofrecerle a los espectadores a través de estas facetas?

CE: Me encanta comer, siempre me gustó cocinar y disfruto de la fotografía. Cocinaba, lo fotografiaba, lo publicaba en Facebook y la gente decía: “Eso es hermoso. ¿Qué es? Ojalá tuviera esa receta.” Después de años pensé: “Debería hacer un blog para que puedan tener las malditas recetas.” Así que lo hice.
El canal tiene 3 años y está dedicado a recetas veganas. Después de unos cinco años de estar con el blog, lo sentía estancado, como si hubiera hecho todo con él y hubiera llegado a la audiencia que pude. Necesitaba dar un paso adelante y hacer otra cosa, básicamente estaba aburrida con el blog. Me desperté un día y dije: “¡Estoy haciendo un canal!” Si mirás los primeros episodios, no tenía una cámara adecuada, no tenía micrófono y no sabía en qué dirección grabar. Hasta el episodio 13 más o menos, no entendí toda la mierda técnica
Lo mismo con el blog. Dije “¿Qué vas a hacer hoy?” y me respondí “Creo que voy a empezar un blog”, y lo hice. Lo mismo con el canal. Me desperté y dije “A la mierda, voy a hacer un canal”. Teniendo en cuenta que también tengo que comer toda la comida que hago, es una producción de una sola persona, hago de todo: lo grabo, lo edito, hago la comida, fotografío la comida y como la comida… sólo soy yo.

GM: Me llamó muchísimo la atención tu pasión por fotografiar espacios urbanos, rurales y hoteles. ¿Qué te transmiten estas locaciones?

CE: Nostalgia americana. Neones retro, óxido y ruinas. Todas estas cosas desaparecerán algún día y creo que es triste.

Acá pueden ver gran parte del trabajo fotográfico de Christine Elise: https://www.redbubble.com/es/people/jdempsey/shop

GM: ¿Estás trabajando en algún proyecto nuevo?

CE: No. El Covid me tuvo encerrada en casa durante un año. Fue lindo igual. Un período de relax a la fuerza, pero ya estoy lista para volver a estar ocupada.

GM: Última pregunta. Hoy en día, en plena pandemia: ¿Chucky sería inmune al virus o un paciente de riesgo?

CE: Diría que es inmune. Es de plástico, no es biológico, por lo que no hay manera de que el virus prospere. Esa es mi teoría.

Todo el trabajo Christine Elise lo pueden ver y disfrutar a través de los siguientes links:

Facebook: https://www.facebook.com/christine.elise.mccarthy
Instagram: https://www.instagram.com/christineelisemccarthy
Twitter: https://twitter.com/celisemccarthy
Pinterest: https://ar.pinterest.com/foodpornsite/?autologin=true
Web: http://www.itschristine.com/
YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCxCsZoHQVJ4V5YaQ7g5t3Zg/videos
Blog: https://delightfuldeliciousdelovelyblog.wordpress.com/
Su novela: http://www.bathingandthesinglegirlbook.com/

Más historias

Puede que te hayas perdido

El baño del diablo 6 minutos de lectura
Twisters 4 minutos de lectura
In a Violent Nature 2 minutos de lectura
Claudia Llosa 5 minutos de lectura