Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Midnight Mass.

4 minutos de lectura

Por Daniel López Pacha.

Midnight Mass (Misa de Medianoche), es una serie de televisión estadounidense de drama/terror sobrenatural, creada, escrita, producida y dirigida por Mike Flanagan (La Maldición de Hill House y La Maldición de Bly Manor) para Netflix. Está compuesta de siete episodios. La fotografía es de Michael Fimognari y James Kniest. La dirección de arte estuvo a cargo de Laurin Kelsey y la música fue compuesta por The Newton Brothers. La filmación se realizó en Vancouver, British Columbia, Canadá y en los estudios The Bridge Studios, Burnaby, British Columbia, Canadá. Se rodó entre el 16 de marzo de 2020 y el 8 de julio de 2020, y entre el 17 de agosto de 2020 y el 16 de diciembre de 2020. Está protagonizada por Zach Gilford (Riley Flynn), Kate Siegel (Erin Greene), Hamish Linklater (Padre Paul Hill), Kristin Lehman (Annie Flynn), Samantha Sloyan (Bev Keane), Rahul Kohli (Sheriff Hassan), Annarah Cymone (Leeza Scarborough), Annabeth Gish (Dra. Sarah Gunning) y Robert Longstreet (Joe Collie).

Sinopsis: La historia se desarrolla en Crockett Island, una pequeña comunidad isleña que se encuentra aislada. Toda la vida del lugar se acrecienta cuando regresa Riley Flynn, un joven ex presidiario y ex alcohólico que lleva un muerto a sus espaldas, volviendo a su casa natal y con la llegada de un carismático sacerdote, el Padre Paul Hill, que vino a reemplazar al anciano y desparecido pastor de la iglesia de St. Patrick, que es el refugio espiritual de unos deprimidos habitantes. La aparición del padre Paul en la isla coincide con unos acontecimientos bastante peculiares, inexplicables y supuestamente milagrosos, que reavivan la veneración religiosa de los habitantes. Pero a medida que el padre Paul pasa más y más tiempo con la congregación, los eventos milagrosos comienzan a ser algo común. 

La serie va cuestionando la fe, los amores y el uso egoísta de Dios por parte del hombre. En principio, el director comienza a mostrarnos con cuidado la construcción de los personajes y sus temores. Tenemos a una niña en silla de ruedas, el borracho del pueblo, la embarazada que se encuentra sola y quiere alejarse del lugar, una ayudante del sacerdote estricta con la religión y un sheriff musulmán que parece no encajar.

Tiene una gran cantidad de diálogos, monólogos y sermones que van explicando las motivaciones de los personajes, que parecen descolgados y carecer de sentido, hasta el final, momento en el que encaja cada frase y los temas empiezan a abrirse hacia un clímax oscuro, agresivo y confuso, en donde la belleza es comprimida por la propia naturaleza humana en imágenes terribles, que reflejan los temas en forma de oda en la narrativa.

El director utiliza planos cenitales (planos filmados desde arriba perpendicular al suelo), composiciones simétricas y el plano holandés (la cámara se inclina de 25 a 45 grados sobre el eje vertical para hacer sentir el desequilibrio emocional de un personaje), sobre las imágenes y una excelente banda sonora. 

Todo el tiempo se habla sobre Dios y el cristianismo, pero también sobre la fe, la culpa, nuestra importancia como seres vivos y la esperanza, tan hermosa como inquietante. Estas observaciones se encuentran en el episodio final; eficaz, fuerte y purificador, que los sorprenderá.

Además, la serie, va construyendo una historia rica sobre la fe y la muerte. Cada nivel de detalle con el que está creada la historia compone un guion muy bien escrito, pese a estar plagado de diálogos densos.

Stephen King dijo en Twitter: “Mike Flanagan ha creado un denso y maravillosamente fotografiado cuento de terror que alcanza grandes niveles de terror en el séptimo y último capítulo”.

En El juego de Gerald (Mike Flanagan, 2017), se puede ver a Carla Gugino tomar un libro en el que figura Midnight Mass en su portada, el cual no existe.

El director, según dijo, se basó en sus experiencias personales y echó mano de sus vivencias y recuerdos mientras desarrollaba el proyecto. A los 10 años, era monaguillo en una iglesia católica en Governor’s Island, Nueva York, y siempre encontró perturbadores algunos elementos de la religión.

En síntesis, una de las mejores producciones en este momento.

Por último, vale destacar el nivel de sus interpretaciones. Bajo un tono macabro, producen un gran impacto, además de mantener la tensión y el suspenso, con una forma de terror que usa elementos religiosos y la psicología como recurso en pos de la sorpresa.

Más historias

Battle Royale 3 minutos de lectura
Rosaura a las diez 5 minutos de lectura
Simón de la montaña 2 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

Pesadillas y ensoñaciones de Joko Anwar 5 minutos de lectura
El hoyo 2 minutos de lectura
El flautista 3 minutos de lectura
Repulsión 3 minutos de lectura