Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

INSIDE OUT #14. Entrevista a William Sanderson: “El papel de J.F. en Blade Runner le mostró a la gente de la industria que yo podía interpretar papeles comprensivos.”

7 minutos de lectura

Introducción por César Arturo Huberto Heil.

La mayoría de las veces las oportunidades en el cine llegan fuera de tiempo, pero en algunos casos lo hacen en el momento justo y son el puntapié inicial para consolidar el desarrollo artístico en la carrera de muchos actores de larga trayectoria, pero con poca trascendencia mediática. 

En el caso del actor norteamericano William Sanderson (10 de enero de 1944, Memphis, Tennessee, Estados Unidos) cuando el director británico Ridley Scott lo convocó para interpretar al personaje J. F Sebastian en el film Blade Runner (1982) fue un buena oportunidad para mostrar su verdadero talento. Luego del éxito mundial que había sido Alien (1979) el nuevo trabajo de Scott parecía ser esa oportunidad que siempre había esperado. 

Su participación como el creador de los androides para la compañía Tyrell, aunque secundaria, fue central en la historia y catapultó su ya prolífica carrera como actor. 

Sanderson, actor polifacético si los hay, debutó en 1976 en la producción televisiva The Other Side of Victory, y a partir de allí trabajó de manera interrumpida en diversos papeles que incluyeron gloriosas series de televisión cono Starsky y Hutch, Los duques de Hazzard, Quinci M.E. y The X-Files, entre otras.

En cine, antes de su trabajo en Blade Runner, participó en importantes films como Campo de cebollas (1979) de Harold Becker, La hija del minero (1980) de Michael Apted junto a Sissy Spacek, la genial Last man standing (1996) de Walter Hill con Bruce Willis, y El cliente (1994) de Joel Schumacher, junto a Tommy Lee Jones.

Drama, comedia, terror, policial, western y ciencia ficción. William Sanderson ha transitado casi todos los géneros y siempre lo ha hecho con la solvencia de un actor de raza. 

En esta entrevista, nuestro compañero Guillermo Martínez habla de todos estos temas, especialmente de su rol en Blade Runner y de sus comienzos en el cine y la televisión. 

ENTREVISTA.

Por Guillermo Martínez.

GM: Naciste en Memphis. ¿Qué nos podés contar de tu infancia allí?

WS: Fue bueno y malo a la vez. Mi padre abusó de mí madre, éramos pobres, pero pude ver a Elvis Presley de cerca y en persona, mientras se estaba convirtiendo en una estrella y el artista mejor pagado del mundo.

GM: ¿Hubo algo que te llamara la atención de la actuación, el cine o el entretenimiento en esos años?

WS: Me gustaban los deportes cuando era joven. Tenía entradas para la temporada en un teatro local mientras crecía, pero nunca soñé con convertirme en actor.

GM: Tu mamá era maestra de escuela primaria y tu papá un paisajista. ¿Influyeron en tus intereses artísticos y creativos de alguna manera?

WS: Mi padre no. Mi madre sí. Ella fue la que me animó a probar la escuela de arte y a comprar los boletos de temporada para nuestro teatro local.

GM: ¿Qué te impulsó a estudiar administración de empresas y derecho en la Universidad Estatal de Memphis? Ya que años después te mudaste a Nueva York para probar suerte como actor.

WS: Cuando era un niño idealista, pensé que salvar una vida como abogado criminalista sería tan noble como cualquier cosa que pudiera hacer. Pero luego descubrí la actuación y cambié de rumbo.

GM: ¿Cuál fue tu primera experiencia como actor en Nueva York?

WS: Mis primeras experiencias actuando en Nueva York fueron en obras de teatro fuera de Broadway. Starsky and Hutch fue mi primera actuación en televisión en California en 1978.

GM: En 1977 realizaste una gran interpretación en “Fight for your life”. ¿Cómo llegaste a la película? ¿Qué te pareció el guion? ¿Fue un desafío como actor interpretar a un racista?

WS: Hice una audición para los productores. Fight for your life es un derivado de la película de Bogart Desperate Hours y es una película de explotación. Sí, fue un desafío, pero quería/necesitaba el metraje de la película para mostrarlo a los productores de Hollywood. Tarantino lo calificó como uno de los mejores del género.

GM: A principios de los ‘80 interpretaste a varios personajes a los que llamás “escoria de la pradera”. Uno de los más recordados fue el de Lee Dollarhide en “Coal Miner’s Daughter”. ¿Podés desarrollar ese concepto un poco más en profundidad? 

WS: Para mí, la frase “escoria de la pradera” se refiere a personajes malvivientes interpretados en los westerns. Lippy, en Lonesome Dove, podría describirse como tal.

GM: En 1980 interpretaste a “J. F. Sebastian” en “Blade Runner”, una de las películas de ciencia ficción más impresionantes de la historia del cine. ¿Cómo recibiste la propuesta? ¿Sabías lo que había hecho Ridley Scott anteriormente?

WS: No sabía mucho sobre Ridley Scott antes de trabajar en Blade Runner. Pensé que era “solo otra audición”. Me sorprendió que solo fuera Ridley a la audición y que leyera conmigo. Me habló como una persona normal.

GM: ¿Cuál fue tu primera impresión del guion? ¿Se te vino a la mente algún tipo de imagen durante su lectura?

WS: Físicamente pensé en la imagen de Albert Einstein. También pensé en un niño que visitaba Disneyland, que tenía un trastorno de envejecimiento prematuro y caminaba de manera diferente a los niños normales.

GM: ¿Cómo construiste psicológicamente a J. F. Sebastian? ¿Qué te comunicó Ridley Scott sobre este personaje? ¿Qué quería lograr con vos?

WS: Ridley me susurró al oído: “Este es un hombre totalmente inocente”. Tomé la palabra de Ridley y lo seguí. J.F. tenía el síndrome de Matusalén, lo que lo hacía cohibido y tímido por la condición de su piel.

GM: ¿Qué recuerdos tenés de la primera vez que pisaste el set de filmación? 

WS: Fue mágico y muy emocionante para mí ver el set del gran apartamento de J.F. y todos sus juguetes. Hicieron todo lo posible para construir ese set.

GM: ¿Cómo fue trabajar con Rutger Hauer, Daryl Hannah y el resto del equipo? 

WS: Me encantó trabajar con Daryl Hannah. Era hermosa, por supuesto, pero también dulce y divertida. Todo el equipo, en su mayor parte, fue genial.

GM: No cabe duda de que “Blade Runner” es un clásico absoluto y una obra magnífica a nivel argumental, estético, estilístico, narrativo e interpretativo. ¿Qué significó esta película en tu vida y en tu carrera?

WS: El papel de J.F. en Blade Runner le mostró a la gente de la industria que yo podía interpretar papeles comprensivos, no solo pesados ​​o escoria. La película me generó un aumento de trabajos de todo tipo.

GM: ¿Qué características o cualidades crees que hicieron de esta película una obra de culto?

WS: Sinceramente, no sé la respuesta a esa pregunta. Ridley Scott fue un visionario.

GM: Desde tu perspectiva. ¿Cómo describirías el trabajo de Ridley Scott como director en esta oportunidad? ¿Qué opinas de la secuela dirigida por Denis Villeneuve?

WS: Ridley es un gran director, de eso no hay duda. Todavía no he visto la secuela, así que no puedo comentar sobre esa película.

GM: Existen varias versiones oficiales de Blade Runner, entre ellas “International Cut”, “Director’s Cut” o “Final Cut”, entre otras. ¿Qué versión crees que se acerca más a la idea original?

WS: No he visto todas las versiones. Supongo que el “Director’s Cut” sería el más cercano a la idea original. Me alegro de que mis escenas hayan salido bien en todos los cortes.

GM: ¿Recordás alguna anécdota que puedas compartirnos?

WS: No, pero compartiré que estoy muy feliz de ser parte de esta increíble película de la que todavía se habla 40 años después.

GM: Hay 3 roles fundamentales en tu carrera televisiva. Uno de ellos es el de “Larry”, en la sitcom “Newhart”, el de “Farnum”, en la serie “Deadwood”, y el del sheriff “Bud Dearborne”, en “True Blood”. ¿Qué nos podés contar de esos personajes?

WS: Puedo decir que disfruté y tuve la suerte de tener la oportunidad de interpretar a esos tres personajes únicos. Y fue genial tener trabajos a largo plazo que realmente esperé tener. Larry fue divertido porque nunca supe qué locura se les ocurriría a los escritores. El sheriff Bud fue el más desafiante, ya que era un tipo “normal”.

GM: También fuiste parte de grandes producciones televisivas como “The Pretender”, “Walker, Texas Ranger”, “Babylon 5”, “The X Files”, “Married with Children” o “The Twilight Zone”. ¿Qué diferencias encontrás entre trabajar en grandes producciones cinematográficas y trabajar en producciones televisivas muy populares?

WS: La televisión le da al actor una retroalimentación más inmediata sobre su trabajo. Una película tiene un calendario de rodaje más largo, por lo que no te sentís tan apurado.

GM: Tu libro “Yes, I’m That Guy”: The Rough-and-Tumble Life of a Character Actor” ha sido muy bien recibido. ¿Qué querés transmitirnos a través de tus recuerdos o memorias?

WS: Que nada es fácil en la vida, que es una maratón y que podés superar tus fallas. Si querés el éxito, necesitás deseo y trabajo duro. 

GM: ¿Tenés algún nuevo proyecto en mente?

WS: En este momento estoy trabajando en la grabación de una versión en audio de mí libro.

GM: Última pregunta: ¿Crees que vamos camino a un mundo totalmente deshumanizado?

WS: Pensar en eso es aterrador. ¡Esperemos que no! Trabajemos para no permitir que eso suceda.

Si desean adquirir el libro de William Sanderson, acá les comparto el link: https://www.amazon.com/Yes-That-Guy-Rough-Tumble/dp/1543969127

Tampoco dejen de visitar su sitio web: https://williamsanderson.net/

Más historias

Paul Auster 4 minutos de lectura
El Cine y las Universidades públicas 5 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

X-Men ’97 2 minutos de lectura
The Idea of You 2 minutos de lectura