REVISTA SINCERICIDIO – Revista de Cine

Revista de cine, cultura y sociedad coexistiendo de igual a igual. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine.

Nightmare Alley.

6 minutos de lectura

Por Daniel López Pacha.

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio.

Nightmare Alley (El callejón de las almas perdidas) es una película de suspenso psicológico neo-noir, dirigida y producida por Guillermo del Toro, a partir de un guion de Del Toro y Kim Morgan, basada en la novela de 1946 del mismo nombre de William Lindsay Gresham.

Con música de Alexandre Desplat, fotografía de Dan Laustsen y montaje de Cam McLauchlin.

Distribuida por Walt Disney Studios Motion Pictures. Las locaciones fueron en Buffalo, New York, USA; en Hamilton, Ontario, Canadá y en Toronto, Ontario, Canadá. El 13 de marzo Disney detuvo la producción de la película debido a la pandemia de COVID-19. Para noviembre de 2020 la filmación ya había terminado y se produjeron nuevas grabaciones. La producción finalizó oficialmente el 12 de diciembre de 2020. Esta película es un remake de Nightmare Alley de 1947, dirigida por Edmund Goulding, con Tyrone Power, Joan Blondell y Coleen Gray como protagonistas.

Protagonizada por Bradley Cooper (Stanton “Stan” Carlisle), Cate Blanchett (Dra. Lilith Ritter), Toni Collette (Zeena Krumbein), Willem Dafoe (Clem Hoately), Richard Jenkins (Ezra Grindle), Rooney Mara (Molly Cahill), Ron Perlman (Bruno) y David Strathairn (Pete Krumbein).

Sinopsis: En Nueva York, en la década de 1940, un carismático estafador Stanton “Stan” Carlisle, entra a trabajar en un carnaval ambulante. Ahí se gana el cariño de la clarividente Zeena y su marido mentalista Pete, creando así un boleto al éxito. Stan utiliza este conocimiento recién adquirido para engañar a la élite adinerada de la sociedad neoyorquina. Junto a la virtuosa Molly a su lado, Stan planea estafar a un peligroso magnate con la ayuda de una misteriosa psiquiatra que podría ser su oponente más formidable.

El film es puro y duro. Personajes tentados por el crimen, la corrupción moral y la femme fatale están presentes junto con el ambiente de feria y los vestuarios que se volvieron icónicos en esta clase de historias. El director sabe aprovechar los clichés visuales del género para darle ese tono oscuro, como si fuese una pesadilla que te atrapa desde el comienzo. Lo maravilloso que tiene esta película a nivel visual, junto al diseño de producción y la dirección de fotografía es cautivador. El carnaval junto a los lujosos edificios logran transmitir una decadencia que se mantiene en toda la película, dotándola de un dramatismo que encaja a la perfección con sus temas y escenarios.

Bradley Cooper logra una muy buena actuación, provocando que nos pongamos de su lado, incluso cuando oculta sus peores defectos. Cate Blanchett, como siempre, espectacular, y parece que está hecho a medida su papel de mujer fatal. Rooney Mara sencilla, pero hace un gran trabajo y Toni Colette desprende una fuerza que resulta hipnótica.

En los papeles secundarios, Willem Dafoe, Ron Perlman y Richard Jenkins se devoran el escenario como de costumbre con su presencia. Es emocionante ver los trucos que usan los personajes, haciéndonos creer en poderes mentales y mensajes del más allá para engañar y estafar a las personas. La película es un perfecto reflejo de nuestro mundo actual, en el que se prefiere creer en las mentiras que dan confort y de las que muchos sacan provecho para hacer dinero. No solo hablamos de falsos psíquicos y mentalistas. Todo el trabajo realizado es por demás increíble, y visualmente la película logra sumergirte en el maravilloso mundo del espectáculo. La fotografía en los escenarios interiores está llena de misterio, irrealidad y seducción, y el juego de luces crea algo fantástico.

Del Toro es un director que constantemente nos ofrece entretenimiento de alta calidad, y esta película no es una excepción. El diseño de producción y la cinematografía son exquisitos y capturan la estética del cine, aun en las escenas diurnas, hay una percepción de tristeza y temor que a uno lo hace sentir molesto. La música agrega más tensión y tiene una calidad hermosa.

En una entrevista para Filo.news, el director de fotografía Dan Laustsen dijo: “Él es realmente un maestro. Y sabe exactamente a dónde quiere ir y lo que le gusta hacer, y reúne a la gente en la sala para trabajar en la misma dirección con él. La paleta de colores es importante para la película y para él, y eso es un gran placer como director de fotografía”, confiesa Laustsen y suma: “Cuando hago una película con Guillermo, nunca miramos nuestras otras películas. Es un trabajo específico y creo que es la forma correcta de hacerlo. Nunca vimos una película y dijimos ‘mira esto, debería ser así’, nunca va a suceder”.

A diferencia de la versión de 1947, la cual se encontraba bajo la censura del Código Hays, la actual permite ser más explícita con respecto a las escenas de contenido sexual. El guion de Guillermo del Toro y Kim Morgan dispone de más violencia visual y simbólica, destacando lo delicado que es el carácter a la par de las bajezas humanas. La película logra mostrar en profundidad el rápido ascenso y caída de su protagonista, en donde Stan transita por un mundo circular y corrompido, obteniendo un final represivo. Y es allí donde las almas partidas son engañadas por el sistema, para luego transformarlas en monstruos.

Datos curiosos:

  • Del Toro había pensado en Leonardo Di Caprio para el papel protagónico, pero por problemas de agenda de Di Caprio, no pudo ser.
  • Hay un cameo en el salón de Romina Power, actriz y cantante, hija del actor Tyrone Power. Ella en la década del ’70 formó el dúo Al Bano y Romina Power.
  • En una escena aparece una cruz con luces de neón que dice “Jesus Saves” que también fue utilizada en la película Mimic de 1997.
  • Guillermo del Toro tomó como referencia películas como El cartero llama dos veces para el diseño de las escenas de la casa de campo de Zeena.
  • Existe una versión de la película en blanco y negro.
  • Rooney Mara estaba embarazada de su primer hijo, producto de su relación con el actor Joaquin Phoenix. Es por ello que en algunas de las apariciones de la actriz tuvieron que disimular su embarazo.
  • La mujer araña que aparece no está originalmente en el libro, el director explicó que se basó en una anécdota de su infancia cuando visitó una feria en el parque Agua Azul.
  • Para este proyecto, Guillermo del Toro trabajó de la mano con Kim Morgan para la adaptación del guion. Ellos se conocieron en 2018, cuando la pareja se enamoró y se casó casi en secreto en mayo del 2021.
  • Bradley Cooper accedió a hacer su primer desnudo frontal en el cine, permaneciendo durante seis horas sin ropa y frente a toda la producción.
  • La película está basada en la novela de 1946 “Nightmare Alley”, del escritor estadounidense William Lindsay Gresham, y el director leyó el libro por recomendación del actor Ron Perlman, quien luego de filmar Cronos (1993) le propuso trabajar en dicho proyecto.

Para finalizar: de lo mejor de Guillermo Del Toro. Una película de una belleza sin igual, la cual muestra hasta dónde puede caer el ser humano en desgracia. Han dicho que la película es demasiado larga o que la narrativa se excede mucho. Yo me pregunto: ¿Van a ver una película según su duración o a disfrutar de ella? Bueno, queda en el criterio de cada uno.

Más historias

La mujer del saco 3 minutos de lectura
El Pasajero 3 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

La mujer del saco 3 minutos de lectura
El Pasajero 3 minutos de lectura
Lucha Libre 3 minutos de lectura