Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

The Adam Project.

4 minutos de lectura

Por César Humberto Heil.

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio.

The Adam Project (2022), de Shawn Levy, film recientemente estrenado en la plataforma Netflix, es una de esas películas que intentan evocar al cine de ciencia ficción de las décadas de los ’80 y ’90, pero especialmente a aquellas destinadas a un público infanto-juvenil.

Su trama, la cual se desarrolla en la teoría que sostiene que es posible viajar a través del tiempo, nos cuenta la historia de Adam (Ryan Reynolds), un piloto de aviones espaciales que en 2050, para escapar de sus perseguidores, debe viajar atrás en el tiempo, al año 2018, pero que, por un error de cálculo, regresa al 2022, a su casa, para encontrarse con él mismo cuando tenía 12 años. Una vez allí, no le queda otra alternativa que convencer a Adam niño (Walker Scobell), para que se una a él y viajen juntos al 2018 y eviten que la máquina del tiempo, diseñada por su padre y que en el 2022 ya está fallecido, se construya.

Con esta simple premisa, el guion escrito por Jonathan Tropper, T.S. Nowlin, Jennifer Flackett y Mark Levin, sin pretender demasiado, logra una película entretenida, en especial para un público adolescente que disfruta de estas tramas de viajes temporales.

En mi caso, que ya peino varias canas, los primeros minutos fueron los que más me cautivaron, porque me retrotrajeron, casi como en un viaje hacia atrás en el tiempo, a aquellos años en donde films como Volver al futuro (1985), de Robert Zemeckis, Los exploradores (1985), de Joe Dante, Batteries not included (1987), de Matthew Robbins, Peggy Sue Got Married (1986), de Francis Ford Coppola y la más reciente The Kid (2000), de Jon Turteltaub, hicieron las delicias de muchos jóvenes y adolescentes, gracias a un cine que estaba destinado a entretener, pero también a emocionar.

The Adam Project intenta plantarse en ese mismo escenario cultural, y busca aferrarse a algunos esquemas utilizados en aquellas viejas películas, pero no logra obtener, a lo largo de la hora y cuarenta que dura, los mismos resultados y solo lo hace en la primera media hora.

Si bien hay un intento de jugar con las posibilidades que da el encuentro de un Adam adulto y uno niño, no son suficientes para reflotar un producto que empieza bien, pero que a medida que avanza se va hundiendo más en una historia que prioriza la acción por sobre la emoción. Considero que el mayor problema es que esa hermosa idea de reencontrase con uno mismo, se termina disipando en una aventura en donde los efectos especiales son el principal protagonista y en donde algunas situaciones inverosímiles o mal resueltas aparecen.

La dupla Reynolds/Scobell por momentos parece tener una buena química, pero en otros, una exagerada caracterización de Reynolds, que recuerda más a Deadpool por sus chistes sarcásticos y tontos, hace que todo se vaya por la borda.

El director Shawn Levy, conocido por films como Free Guy (2021), Una noche en el museo (2006) o La pantera rosa (2006), le termina sacando jugo a un guion flojito gracias a su impresionante oficio. Los encuadres son majestuosos, los movimientos de cámara sublimes y las secuencias de acción están muy bien resueltas, incluidas aquellas en donde la parafernalia pirotécnica de los muchachos del departamento de FX aplastan a la endeble trama.

Completan el elenco Mark Ruffalo como Louis Reed, el padre los Adam, Jennifer Garner como Ellie Reed, la madre de los Adam, Zoe Saldaña como Laura, la mujer de Adam adulto y Catherine Keener como Maya Sorian, ex socia de Louis y principal enemiga de Adam en el futuro.

Como ya dije, los efectos especiales son el principal atractivo de este film y en eso está puesto la mayor parte del presupuesto. Las escenas en donde se juntan Maya Sorian vieja con la joven están perfectas, y es casi imperceptible la técnica del deep fake.

The Adam Project es una película muy bien filmada, que entretiene y que busca emocionar en dosis mínimas, pero que, en definitiva, termina siendo un producto desparejo en el conteo global.

Para aquellos que disfrutaron del cine de ciencia ficción y fantasía de los años ’80 y ’90, seguramente les disparará algún que otro recuerdo, y como en un loop temporal, por un momento pensarán que están viendo alguna de esas antiguas películas, pero solo por un momento.

Calificación: Regular.

Más historias

El baño del diablo 6 minutos de lectura
Twisters 4 minutos de lectura
In a Violent Nature 2 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

El baño del diablo 6 minutos de lectura
Twisters 4 minutos de lectura
In a Violent Nature 2 minutos de lectura
Claudia Llosa 5 minutos de lectura