Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

DEEP WATER. Un regreso para el olvido.

3 minutos de lectura

Por César Arturo Humberto Heil.

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio.

El veterano director inglés Adrian Lyne, responsable de éxitos como Flashdance (1983), Nueve semanas y media (1986), Atracción fatal (1987) o la excelente La escalera de Jacob (1991) vuelve al ruedo luego de 20 años sin filmar y lo hace con Deep Water (2022) una historia basada en la novela de Patricia Highsmithdel del mismo nombre y escrita en 1957.

A priori, la unión de Highsmith, una de las autoras de novelas policiales más importantes del siglo XX, con los guionistas Zach Helm y Sam Levinson y el director Adrian Lyne parecía ser una atractiva combinación, pero no siempre reunir varios talentos garantiza buenos resultados, y Deep Water jamás levanta el vuelo necesario y todo termina en un producto fallido por donde se lo mire.

Las principales razones están centradas en que la trama, que gira en torno a Vic, un marido infiel, interpretado por el siempre inexpresivo Ben Affleck, y que sabe de las infidelidades de su esposa Melinda, personaje que compone magistralmente la actriz cubana Ana de Armas, nunca logran la verosimilitud necesaria para sostener una suerte de thriller psicológico, bastante alejado del policial negro original, en donde las muertes de los amantes de Melinda son el punto principal del conflicto.

Lyne intenta desarrollar un juego de sexo y crímenes dentro de un contexto de un matrimonio adinerado que vive organizando fastuosas fiestas y del cual sabemos poco y nada. Solo asistimos a una sucesión de fiestas lujosas, engaños, reencuentros sexuales, discusiones de pareja un tanto banales, una cadena de misteriosos crímenes y un escritor amigo del matrimonio que intenta resolver los asesinatos a modo de detective privado, y del cual hay un solo sospechoso, y es Vic.

El mayor problema es que el espectador nunca conecta con ese aparente acuerdo tácito entre Vic y Melinda, donde ella parece ser la dominante, enrostrándole cada uno de los amantes de manera explícita y él, el dominado y sumiso, que se muestra ante sus amigos como una persona madura, de mente abierta y que puede aceptar el juego que su esposa le propone.

Es en este juego de engaños, mentiras y celos disfrazados, donde los guionistas no dan respuestas a las necesidades que plantea el género del policial negro y parecen estar atrapados en la adaptación de la novela. Así, surgen las dudas de no saber si serle fiel al original o adaptar la trama a los nuevos tiempos, lo que implica una nueva construcción de personajes y narrativa, de las que Highsmith nunca fue partícipe. Esta reconfiguración es la que en definitiva atenta con el resultado final, ya que uno no sabe bien si está viendo un policial negro o un thriller más al estilo Infidelidad (2002).

Otro de los aspectos que juegan en contra de Deep Water es la caracterización y actuación de Ben Affleck, quien hace el papel de un hombre atrapado en las internas matrimoniales siempre en la misma sintonía, sin ningún tipo de matices que lo hagan ver humano.

La pasividad y la poca expresividad ante el maltrato psicológico de su mujer hacen que el espectador se exaspere y con sobradas razones. Hace tiempo que el mayor de los hermanos Affleck viene haciendo papeles que no lo favorecen para nada, lo que pone en dudas sus verdaderos dotes de actor.

La que sí demuestra ser una gran actriz es Ana de Armas, quién posee el histrionismo necesario para combinar el goce por la infidelidad, la pulsión por el sexo sin máscaras y el deseo por excitar a su marido con un coqueteo dominante y sádico, y lo hace de manera perfecta, casi sin fisuras.

Deep Water es un flojo regreso de Adrian Lyne que pasará sin pena y ni gloria a engrosar la lista de films intrascendentes, y quedará como uno de los peores del director. Esperamos que la próxima película se acerque más a su filmografía y podamos disfrutar de un retorno como el que todos esperamos.

Pueden ver este film en la plataforma Amazon Prime Video.

Calificación: Regular.

Más historias

Fallout 5 minutos de lectura
Back to Black 5 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

Fallout 5 minutos de lectura
Back to Black 5 minutos de lectura