Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Stranger Things T4: Por amor al cine de terror de los ’80.

3 minutos de lectura

Por César Arturo Humberto Heil.

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio.

Hace unas semanas se estrenó por la plataforma Netflix la cuarta temporada de una de sus series más populares y preferidas del público adolescente y también de los adultos, me estoy refiriendo a Stranger Things. Esta nueva temporada cuenta con siete episodios de más de una hora de duración, llegando el último capítulo Masacre en el laboratorio de Hawkins a una hora y cuarenta minutos, todo un largometraje.

Considerada como una de las mejores series producidas por Netflix, Stranger Things sigue sorprendiendo a sus fans y seguidores en sus nuevos episodios, ya que los creadores y guionistas han puesto todo lo que tenían que poner para garantizar la continuidad de un éxito indiscutido desde su estreno en 2016.

Esta temporada nos ofrece una mirada mucho más terrorífica y oscura de lo que veníamos viendo, incorporando un terrible ser proveniente del Upside Down llamado Vecna, quien está matando de forma espantosa a los adolescentes de Hawkins, siendo más que evidente la inspiración en el film Pesadilla en Elm Street. De hecho, el actor que le puso cuerpo y rostro a Freddy Krueger en la saga creada por Wes Craven, Robert Englund, tiene un papel destacado interpretando a Víctor Creel, personaje fundamental para la comprensión del origen de Vecna.

Los guiños al cine de terror abundan en esta nueva temporada, y no solo el espíritu de las novelas del maestro del género Stephen King está presente en la serie. Podemos apreciar una variopinta serie de homenajes a films de los setenta y ochenta, como por ejemplo, la escena en la pista de patinaje sobre hielo, donde un grupo de adolescentes se burlan de Once (Millie Bobby Brown), recordando la emblemática escena del film Carrie, de Brian de Palma.

Contada en cuatro historias paralelas y con algunos flashbacks para saber más sobre el origen de Once, Stranger Things reboza de emoción, terror, aventuras, amor al cine de género y, por si fuera poco, tiene uno de los mejores finales de temporada que le he visto, dejándonos a todos con ganas de ver la próxima entrega, que por lo que sabemos ya hay dos temporadas más esperando pista para dar cierre a toda la historia creada por los hermanos Duffer.

Algo que me llamó la atención, fueron los efectos digitales, que aquí lucen de menor calidad a la de los años anteriores. No sé si fue de exprofeso o hubo un ajuste de presupuesto en ese rubro, lo cierto es que, en esta última entrega, al CGI se le nota el trazo grueso. Solo basta comparar un demogorgon de los años anteriores con el que aparece en esta temporada y de seguro notarán la diferencia. Salvando ese detalle, por el contenido de su trama, las revelaciones que surgen respecto a los poderes de Once y quién es el terrible Vecna, la cuarta temporada es sin dudas la mejor de todas.

Con directores de la talla de Nimrod Antal (Depredadores), Shawn Levy (El proyecto Adam) y los propios hermanos Duffer, Stranger Things temporada 4 es un verdadero festín para los amantes de la serie y para los que crecimos viendo el cine de terror de los ochenta. Veremos cómo siguen las próximas dos temporadas, porque tanto sus creadores como Netflix, no creo que se quieran desprender tan fácilmente de una serie que ya se ha convertido en la gallina de los huevos de oro.

Calificación: Excelente.

Más historias

Pesadillas y ensoñaciones de Joko Anwar 5 minutos de lectura
El hoyo 2 minutos de lectura
El flautista 3 minutos de lectura

2 comentarios en «Stranger Things T4: Por amor al cine de terror de los ’80.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te hayas perdido

Pesadillas y ensoñaciones de Joko Anwar 5 minutos de lectura
El hoyo 2 minutos de lectura
El flautista 3 minutos de lectura
Repulsión 3 minutos de lectura