Good Luck to You, Leo Grande.

Por Daniel López Pacha.

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio.

Good Luck to You, Leo Grande, película británica de comedia dramática sexual, está dirigida por Sophie Hyde y escrita por Katy Brand. La fotografía y la edición es de Bryan Mason, la música de Stephen Rennicks. Esta producida por Adrian Politowski, Debbie Gray. Distribuida por Lionsgate.

La fotografía principal comenzó el 8 de marzo de 2021 y concluyó el 20 de abril de 2021. Los lugares de rodaje incluyeron Londres y Norwich.

Protagonizada por Emma Thompson (Nancy Stokes / Susan Robinson), Daryl McCormack (Leo Grande/Connor), Isabella Laughland (Becky), Charlotte Ware (camarera), Carina Lopes (camarera).

Sinopsis: Nancy Stokes, es una maestra de escuela jubilada, que anhela algo de aventura y sexo, “buen sexo”. Su difunto marido Robert le proporcionaba un hogar, una familia y algo parecido a una vida tranquila, pero nunca tuvo un buen sexo con él. Ahora que Robert falleció, Nancy se pone en marcha y prepara su plan. Contrata a un joven gigoló que se hace llamar con el exótico nombre de “Leo Grande”. Nancy alquila una habitación de hotel de forma anónima, donde recibe a Leo. Tiene un aspecto tan bueno como el de su foto, pero lo que ella no se esperaba era una gran conversación. Nancy descubre que le gusta y a él le gusta ella. Con una gran confianza sexual, Nancy empieza a relajarse. Durante el encuentro, la dinámica de poder cambia y ambas máscaras empiezan a desmoronarse.

La actriz Emma Thompson se llevó de elogios este año cuando la película tuvo su estreno mundial en el Festival de Sundance, y luego también en su paso por el prestigioso Festival de Berlín. También fue reconocida y celebrada la labor de su co-protagonista Daryl McCormack. El recorrido por festivales siguió con el Boston Independent Film Festival y próximamente Tribeca.

Durante la rueda de prensa en Berlinale, Emma Thompson tuvo su reflexión sobre la relación que muchas mujeres tienen con el espejo y los desafíos que enfrentó interpretando a Nancy. “Intenten pararse frente al espejo y no se muevan. No te muevas. Solo acéptalo, solo acéptalo y no lo juzgues. Eso es lo más difícil que he tenido que hacer. He hecho algo que nunca había hecho como actriz. Solo estamos acostumbrados a ver cuerpos que han sido entrenados, pero sabía que Nancy no iría al gimnasio. Tendría el cuerpo normal de una mujer de 62 años que ha tenido dos hijos. A las mujeres nos han lavado el cerebro toda la vida. Y todo lo que nos rodea nos recuerda lo imperfectas que somos y lo mal que está todo”, señaló la actriz.

Este film, es una inteligente y encantadora comedia para adultos que va explorando distintas temáticas de forma directa y sin tapujos. Desde el estigma que aún cargan los trabajadores sexuales en pleno siglo XXl,  hasta la reflexión sobre la intimidad en la vejez, la directora aprovecha sus recursos limitados, una sola locación y la presencia de dos actores para sacarle jugo a sus mordaces y profundos diálogos, y construir una entrañable historia de autonomía y positivismo corporal y sexual desde el punto de vista de una mujer de 60 años.

La actriz Emma Thompson esta extraordinaria como Nancy, brindando el balance justo de dominancia y fragilidad que requiere su personaje. La actriz británica se desnuda en cuerpo y alma en una de las escenas más poderosas del filme, la cual reafirma el mensaje de autoaceptación que el film busca transmitir al espectador. Por su parte, Daryl McCormack está muy bien con su personaje, interpretando al objeto del deseo de la protagonista, Leo Grande, cuenta con una tremenda naturalidad y simpatía en las escenas. El actor, que ha participado principalmente en proyectos televisivos, se coloca al mismo nivel que su coestrella, mostrándonos el lado vulnerable que esconde su personaje detrás de su aparente fachada de seguridad.

Con algunos guiños a “The Graduate”, Good Luck to You, Leo Grande nos presenta la historia desde la perspectiva de la señora Robinson, algo que no solemos ver comúnmente en producciones cinematográficas. Con un par de actuaciones que brillan incandescentemente, y presentando un potente mensaje que nos invita a disfrutar del placer en cada etapa de la vida sin remordimientos, es una cinta humana y conmovedora que nos enseña que nunca es demasiado tarde para encontrar la autonomía y la felicidad.

No es solo un film sobre la diferencia de edad, sino la diferencia en el planteamiento de las vidas, valores y de cómo conciben la realidad dos generaciones acerca de las concepciones y los tabúes que se han derribado sobre el sexo y la sexualidad femenina. Y en este interesante viaje, Nancy descubrirá muchas cosas sobre sí misma que desconocía y entenderá a los hombres de una manera opuesta a la que estaba acostumbrada. Hay intercambios de diálogos y caricias, tanto cómodas como incómodas. El guion de Katy Brand tiene humor, reflexiones y una fascinante dualidad de personalidades que la directora explora con impresionante dinamismo.  Jamás cansa, al contrario, es inmersiva desde su inicio. El fascinante trabajo de fotografía permite maximizar los sentimientos en pantalla. Se utilizan delicados movimientos de cámara en mano para crear intimidad e inmersión, mismos que se vuelven bruscos con el objetivo de exacerbar enojo o agobio. En otro sentido, los encuadres de cuerpos en movimiento o entrelazados despliegan desbordante erotismo, característica crucial en el tercer acto.

También hay una exploración en las ideologías generacionales y cómo éstas pueden alterar nuestra felicidad emocional. Nancy está consciente de algunas de sus visiones anticuadas, está constantemente forcejeando con conceptos modernos, por el tradicionalismo que su vida ha llevado hasta ese momento que le impide abrazar completamente la idea de que tener placer es algo maravilloso. Añadiendo también, elementos existentes en el arco de Leo, que van de la mano con la represión cultural y social de su país de origen, Irlanda.

En síntesis es un encantador, genuino y muy inteligente drama con tintes cómicos sobre una persona que está aprendiendo a amarse, a explorar su cuerpo y a acogerse a su propia sexualidad. La directora utiliza la danza hipnótica de dos actuaciones maestras para abordar el tema de la represión sexual femenina con sensibilidad y honestidad, y de paso, explorar los mitos relaciones al envejecimiento y al placer.

Luego del estreno de prensa del film en el cine Hoyts del Dot Baires Shopping, se desarrolló un conversatorio de la mano de la sexóloga Cecilia Ce y la actriz Leonor Benedetto que fue moderado por la periodista del diario La Nación, Fabiana Scherer.

“Esta es una película que nos permite reflexionar sobre muchísimos temas, principalmente el de la sexualidad que tanto nos cuesta hablar. Es una realidad que la información sobre estos tema nunca llega a tiempo, por eso este film es tan trascendente”, inició la conversación Cecilia Ce quien agregó: “Derriba un montón de mitos, en especial aquel que sostiene que el mejor sexo se tiene de joven. No tengo dudas, Buena suerte Leo Grande es una obra maestra. La súper recomiendo, no solo para que la vea el público en general sino también para todas aquellas personas que trabajan con temas ligados a la intimidad, es un verdadero disparador de contenidos. Insisto: no se la pierdan, véanla en el cine”.

Por su parte, Leonor Benedetto aportó su visión: “Me encantó. Nos permite instalar temas que son definitivamente un tabú. En mi caso debo confesar que en este momento me siento en la plenitud de mi vida. Ahora que dejé ser un objeto sexual y me valoran por todo lo que soy”, aseguró la actriz ante un público que la escuchaba absorto. “También es muy interesante lo que aporta sobre la maternidad. Me parece una estafa lo que nos cuentan a las mujeres sobre lo que es ser mamá. No somos sacrosantas por parir un hijo. Es un gran aprendizaje y está muy bien que no dejemos de hacer lo que nos gusta en pos de cuidar la prole. Es una gran película que nos hace comprender la urgencia de comenzar a ver a la gente no como estereotipos, sino como personas”.

PALABRAS DE LA DUPLA PROTAGONISTA:

Emma Thompson: “Estamos acostumbrados a ver hombres mayores con mujeres más jóvenes, eso nos resulta familiar, pero no estamos acostumbrados a ver mujeres mayores con hombres jóvenes. Eso no es lo que vemos en la sociedad y no es lo que vemos en la pantalla nunca, y si lo hacemos, a menudo hay algo abiertamente sexual en la mujer mayor, todo ese tipo de cosas tipo “robacunas”, ya sabes. Es basura vomitiva, pero también es otra construcción. Tiene que ser un tipo particular de mujer. Nancy eres tú, una mujer que nunca esperarías ver disfrutando libremente del sexo. Verla pasar de estar tan tensa que ni siquiera puede soportar que la toquen, a tener una especie de vinculo muy hermoso con este hombre, una intimidad profunda y poco romántica que nunca antes había visto”

Daryl McCormack: Leo tiene una vida plena y un pasado que no comparte con sus clientes y que marca quien es, pero también crea líneas para sí mismo dentro de su trabajo como se debe hacer en cualquier entorno profesional. Su trabajo es la intimidad, y es muy interesante explorar los diferentes tipos de intimidad que se pueden desarrollar entre dos personas. Y creo que eso es algo realmente emocionante y poderoso: que podemos cambiar lo que se espera, explorar la intimidad y la conexión entre todos, todo tipo de personas. Eso es lo que Leo está trabajando para hacer”.