REVISTA SINCERICIDIO – Revista de Cine

Revista de cine, cultura y sociedad coexistiendo de igual a igual. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine.

The Sandman.

3 minutos de lectura

Por Jorge Marchisio.

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio.

Si había una serie que desde que fue anunciada, empezó a levantar polvareda, fue The Sandman. Ya sea porque es el cómic favorito de varios, porque es algo distinto que, pese a nacer en el mundo de las viñetas no es de superhéroes, o porque la empresa que iba a adaptar este material es la siempre polémica Netflix; nadie estaba indiferente a este estreno. Veamos el resultado final.

La historia sigue a lo largo de varias décadas y hasta centurias, a Sueño o Morfeo, un eterno encargado de traerle a la humanidad sus horas de dormir, junto con los sueños o pesadillas. En el transcurso de la serie lo veremos interactuar con demonios, otros eternos y hasta con gente que intentó arrebatarle su poder.

Como verán, mi sinopsis es un poco vaga; y no solo es así a propósito para no spoilear nada, sino que, además, la serie tampoco es tan clara en que es lo que quiere mostrarnos, ya que en verdad estamos en el fragmento de vida de un ser que es eterno y que no puede morir por el paso del tiempo. Así que en estos diez capítulos veremos varios mini arcos argumentales, algo que ya venía desde los cómics (cosa que recomiendo leer).

Así que, a nivel argumental, tendremos capítulos mejor logrados que otros, siendo en lo personal, el sexto el que más destaca. En ese sentido nada que quejarnos, pero si hablamos de las actuaciones, ahí la cosa cambia.

Algunos personajes cumplen en su rol, de hecho nos hacen olvidar los cambios que sufrieron dichos personajes en el salto de las viñetas al streaming, como es Constatine o Lucifer, en otros personajes, dichas diferencias no molestan en lo más mínimo, como es Muerte, que la actriz cierra bastantes bocas al entregar varios de los momentos más emotivos de The Sandman. Irónicamente es el actor principal, el que más se respetó a nivel estético, quien no da el ancho en la serie; pareciendo que imita al Robert Pattinson de The Batman constantemente, logrando que nos preguntemos si no había presupuesto para el buen Robert y nos tuvimos que conformar con su versión barata.

Antes de irnos, no podemos dejar de lado el tema de la polémica. Muchas quejas hubo sobre el cambio de etnias, sexo o genero de los personajes. Como alguien que leyó el material original, tengo que decir que dichas quejas son totalmente ridículas. Sí, hay cambios, pero los actores y actrices escogidos supieron captar la esencia de sus roles a la perfección, haciéndonos olvidar de las alteraciones a su segunda línea de diálogo. Después, queda en cada uno que prefiere priorizar, si dichas modificaciones, o si el espíritu de Neil Gainman (autor de The Sandman) sigue intacto.

En conclusión, The Sandman es una muy buena serie. Bastante arriesgada para los tiempos que corren. Como verán, no es perfecta, y de hecho tenemos que hacer algunas concesiones sobre todo con lo referente al CGI, pero quitando eso, estamos ante una de las mejores producciones del año, eso es indiscutible.

Puede que te hayas perdido

La mujer del saco 3 minutos de lectura
El Pasajero 3 minutos de lectura
Lucha Libre 3 minutos de lectura