Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Blonde.

5 minutos de lectura

Por Daniel López Pacha.

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio.

Blonde, película dramática antibiopic estadounidense escrita y dirigida por Andrew Dominik. Que fue adaptada de la novela Blonde (2000) de Joyce Carol Oates, la película es una versión ficticia de la vida de la actriz Marilyn Monroe. Dede Gardner, Jeremy Kleiner, Tracey Landon, Brad Pitt y Scott Robertson son los productores de la película que, después de un largo período de desarrollo que comenzó en 2010. Comenzó a producirse en Los Ángeles en agosto de 2019 hasta octubre de 2019. La fotografía fue de Chayse Irvin, editada por Adam Robinson y Jennifer Lame. Música de Nick Cave y Warren Ellis. Filmada en Los Angeles, California, USA; Los Angeles Theatre – 615 S. Broadway, Downtown, Los Angeles, California; Raleigh Studios – 5300 Melrose Avenue, Hollywood, Los Angeles, California. Se puede ver por Netflix.

Protagonizada por Ana de Armas (Norma Jeane Mortensen / Marilyn Monroe), Lily Fisher (pequeña Norma Jeane), Adrien Brody (Arthur Miller), Bobby Cannavale (Joe DiMaggio), Julianne Nicholson (Gladys Pearl Baker), Caspar Phillipson (John F. Kennedy), Toby Huss (Allan “Whitey” Snyder), Sara Paxton (Miss Flynn), David Warshofsky (Darryl F. Zanuck), Evan Williams (Edward G. Robinson Jr.), Xavier Samuel (Charles Chaplin Jr.), Michael Masin (Tony Curtis).

Sinopsis: Después de una infancia perturbadora Norma Jeane Mortensen se convierte en una actriz de Hollywood durante los años 50 y principios de los 60. En ese periodo se vuelve mundialmente famosa con el nombre artístico de “Marilyn Monroe”, pero sus apariciones en la pantalla contrastan con los problemas amorosos, la explotación, el abuso de poder y la adicción a las drogas que enfrenta en su vida privada.

Esta película reanuda la vida de Marilyn Monroe a partir de las décadas en donde la estrella había dejado atrás el nombre de Norma Jeane Mortenson o Baker, y en donde había marcado su nombre en la Edad de Oro de Hollywood. Acá toma la vida desenfrenada, misteriosa y trepidante de Monroe, que inspiraron la novela homónima ficticia escrita por Joyce Carol Oates, en un recuento que describe, en 700 páginas con personajes reales como ficticios, los inicios en los concursos de belleza con tan solo 15 años, su relación con Billy Wilder en las películas de “The Seven Year Itch” y “Some Like It Hot”, su matrimonio con el beisbolista Joe DiMaggio y con Arthur Miller, así como su insólita muerte tras su aventura con el expresidente Kennedy.

En una entrevista en Screen Daily, el director Andrew Dominik defendió la película declarando: “Es una película exigente. Si al público no le gusta, es problema del público. No se trata de presentarse a un cargo público”. De Armas hizo eco de su opinión y declaró a la revista L’Officiel: “Puedo decir que hay muchas series o películas mucho más explícitas y con mucho más contenido sexual que “Blonde”. Pero para contar esta historia, es importante mostrar todos esos momentos de la vida de Marilyn que la hicieron terminar como lo hizo. Había que explicarlo. Todo el reparto sabía que teníamos que ir a lugares incómodos. Yo no era la única”.

Este es un retrato ficticio de la modelo, actriz y cantante, contada a través de la mirada moderna de la cultura de las celebridades. Desde su inestable infancia como Norma Jeane, pasando por su ascenso al estrellato y sus enredos amorosos como Marilyn Monroe, explorando la creciente división entre su yo público y su yo privado, mediante el uso de un plano subjetivo de cámara. En donde el director quiere ser el verdadero protagonista y se pone por encima del personaje.

Con un discurso narrativo,  juega con diversos formatos de pantalla, en donde combina de forma arbitraria escenas de blanco y negro con color, va mostrando momentos oníricos con otros más realistas e incluso recrea escenas míticas de películas o fotografías que forman parte del imaginario cinéfilo para darles un contexto diferente al conocer el infierno por el que estaba pasando la actriz tras bambalinas durante todos esos instantes y lo demuestra sin ningún tipo de sutileza en lo explícito y el morbo de la desnudez de la actriz como manera directa para llegar a explicar cosas que ya uno se imaginaba.

Se nota el gran trabajo, esfuerzo y dedicación de la actriz Ana de Armas en darle magnitud a un personaje plano, que el director se empeña en mostrar en un único registro y que se convierte en un mero títere para la recreación visual de una pesadilla, en un sentido, tanto Norma Jeane como Ana de Armas se ven reducidas a meros objetos sexuales para un público adulto. No esperen a ver un biopic clásico, sino una película de autor, con una duración de casi 3 horas entre el espacio y el tiempo en donde todo se va distorsionando para expresar la enorme soledad de una mujer que se encuentra rota.

Lo único bueno que el director hace, es un trabajo de técnica increíble, va mezclando los formatos de imagen, y buscando un giro inesperado en cada escena, con movimientos de cámara inesperados o a través del sonido (me recordó al álbum “Oxygene” de Jean-Michel Jarre), consiguiendo que sea una narrativa visual de lo más impactante, sublime y espontánea.

En cierto sentido, quien pretendía encontrar en esta película los acontecimientos vitales de la biografía de Marilyn Monroe saldrá sinceramente defraudado. Es decir, no es una película para fans, sino un inhumano y sádico tratado sobre el poder destructivo de la fama. Donde las humillaciones  van perturbando la personalidad dividida que hay entre una mujer insegura,  con el mito, y la leyenda, que ubican a la película en el centro de un debate actual sobre la violencia machista.

En síntesis, a mi entender, la película resulta aburrida, engañosa, y pretenciosa, durante toda una escenificación del descenso a los infiernos de la fama, en el cual se toma prestada la vida de una figura pública real del pasado, en donde convierten datos falsos o no, en afirmaciones categóricas que pueden ir confundiendo al espectador, para pervertir de esa manera el mito que trascendió y transformo el presunto homenaje que se merecía Norma Jeane en un insulto a su memoria y  sobre todo, a Marilyn Monroe.

Más historias

Battle Royale 3 minutos de lectura
Rosaura a las diez 5 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

IntensaMente 2 4 minutos de lectura
Pesadillas y ensoñaciones de Joko Anwar 5 minutos de lectura
El hoyo 2 minutos de lectura
El flautista 3 minutos de lectura