REVISTA SINCERICIDIO – Revista de Cine

Revista de cine, cultura y sociedad coexistiendo de igual a igual. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine.

Jaula

3 minutos de lectura

Por César Arturo Humberto Heil.

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio.

Jaula (2022) al igual que Bárbaro, es una película que entra dentro de esa categoría en la que mientras menos sepa el espectador, mejor va a ser, puesto que revelar algunos datos sería perjudicial, ya que el fuerte está en su trama y en sus progresivas revelaciones. El filme español está producido por el reconocido director y productor Alex de la Iglesia y dirigido por Ignacio Tatay, siendo este su debut en el largometraje.

La historia nos cuenta sobre Paula (Elena Anaya) y Simón (Pablo Molinero) un matrimonio con problemas de pareja y que no pueden tener hijos, a pesar de haber iniciado un tratamiento de fertilidad y que luego de regresar de una juntada con amigos se topan con una niña que está perdida en medio de la ruta, por lo que deciden alzarla y llevarla al hospital.

La niña, de nombre Clara (Eva Tennear), no habla y tiene un grave problema de sociabilización, ya que solo se siente segura si está encerrada en una “jaula imaginaria” dibujada con tiza en el piso. Si sale de esa zona de confort, la niña se pone muy agresiva y debe regresar rápidamente dentro de los límites autoimpuestos para calmarse.

Clara parece tener una conexión con Paula, quien a su vez también siente una fuerte necesidad de ayudarla, y es por eso por lo que solicita le den la custodia provisoria hasta que puedan averiguar quiénes son sus padres y por qué tiene ese desorden psicológico. La policía y la médica psiquiatra aceptan que quede bajo la tutela de Paula, ya que es con ella con quien mejor se comunica a pesar de no hablar.

Paula se encariña cada vez más con Clara y se propone averiguar quién es y qué es lo que realmente le ha pasado, sin saber que profundizar en su investigación la llevará a lugares llenos de oscuridad y sordidez para terminar, revelándole una terrible historia en la que varias niñas desaparecidas están relacionadas con lo que le sucedió a Clara. Más no voy a contar.

Lo mejor de Jaula está de la mitad hacia adelante, es allí donde el director Tatay y su coguionista Isabel Peña hacen gala de su habilidad narrativa para entregarnos un muy entretenido thriller con algunas escenas llenas de sangre, crueldad y un suspenso que, pista tras pista, se va cocinando lentamente hasta desembocar en un final sorpresivo y aterrador.

Jaula nos regala una de las mejores interpretaciones de Elena Anaya, en donde pone todo el peso de su actuación en desarrollar la psicología de una mujer que está resolviendo su relación con la maternidad y su estabilidad matrimonial de una manera compleja y conflictiva. Su trabajo se sostiene gracias a una invisible y salvaje garra que se mantiene a lo largo de todo el filme y que resulta difícil de ignorar.

También demuestra el talento del director Tatay para dirigir thrillers, quien logra unos climas inquietantes gracias a una cuidada puesta de cámara y una más que acertada iluminación y paleta de colores.

Sin ser un filme que desborde originalidad, Jaula es una producción más que interesante, que desconcierta un poco al principio, pero que si uno logra superar esa primera media hora inicial de seguro la va a pasar muy bien, ya que la intriga por saber quién es esa niña y por qué no puede salir de ese encierro imaginario mantiene al espectador aferrado a su asiento hasta el último minuto.

Pueden verla en la plataforma Netflix.

Calificación: Buena.

Más historias

La mujer del saco 3 minutos de lectura
El Pasajero 3 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

La mujer del saco 3 minutos de lectura
El Pasajero 3 minutos de lectura
Lucha Libre 3 minutos de lectura