Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

The Roundup

4 minutos de lectura

The Roundup (Crime City 2), es una película de acción criminal de Corea del Sur, dirigida por Lee Sang-yong y secuela de la película de 2017 “The Outlaws”. Con guion de Kim Min- seong, fotografía de Ju Seong-rim, música de Kim Tae Seong y editada por Kim Sun Min. Filmada en la ciudad de Ho Chi Minh, Vietnam.

Por Daniel López Pacha

Sinopsis

El detective de policía Ma Seok-do se dirige a Vietnam para extraditar a un sospechoso. Sin embargo, descubre casos de asesinato adicionales y se entera de un asesino que había cometido crímenes contra turistas durante muchos años.

El director Lee Sang-yong y el guionista Kim Min-seong toman la rienda de esta nueva entrega que comienza cinco años después de los eventos de “The Outlaws”, nuevamente con el detective Ma Seok-do y el capitán Jeon Il-man viajando a Vietnam para atender lo que inicialmente parece un caso sencillo. Pero las cosas se complican y deben rastrear a Kang Hae-sang, un despiadado secuestrador buscado en varios países y perseguido por un poderoso empresario que busca venganza por el asesinato de su hijo.

A pura acción

Ya seas o no fan del género de acción, te vas a rendir rápidamente ante los encantos de “The Roundup”. Todas las peleas son feroces y altamente satisfactorias, las coreografías ponen en vergüenza a la mayoría de producciones hollywoodenses, tiene un excelente balance cómico, la historia es absorbente, la construcción en lo narrativo es efectiva y hay muchos e inesperados giros para mantenerte absorto en el filme.

Cuando crees que entendés hacia dónde va la trama, el guionista Kim Min-seong revuelve todo para ir manteniendo un constante flujo de acción y problemas para nuestros héroes.

El que lleva adelante esta franquicia es Ma Dong-seok (Train to Busan), quien de nuevo entrega una actuación majestuosa como el carismático detective Ma Seok-do. Este hombre cuenta con una brutalidad magnética que utiliza para aplastar a sus enemigos y generar memorables secuencias de acción. Su carisma natural y sentido del humor son idóneos para darle liviandad al filme en los momentos más oportunos, sin caer en lo simplón. Y sobre todo, también es muy humano, pues plasma la generosidad de su personaje con gran empatía. Esto lo logra sin ser imparable, al mejor estilo John Wick. El sangra, tiene sus vulnerabilidades y se encuentra con muchos problemas antes de poder enfrentarse al villano. Ma Dong-seok es un tren arrollador con los mismos niveles de ferocidad y simpatía. Para nada es casualidad que el actor haya protagonizado cuatro filmes que sobrepasan los 10 millones de espectadores en su país natal.

Buscando al villano de turno

Aquí, el detective Ma Seok-do se encuentra con un villano que si bien es temible, impredecible y actuado con tremenda intensidad por Son Seok-koo, nunca se siente como un rival digno de Ma Seok-do. En este caso, Kang luce como un enemigo de ligas menores en comparación con la anterior, pues el alcance de sus fechorías es inferior y a lo largo del filme no logra demostrar tener la inteligencia necesaria para vencer a Ma Seok-do y a sus muchachos.

Esta secuela es exitosa y conserva buena parte del talento de la anterior, tanto para la acción como para el humor físico. Una comedia policial que comienza en Vietnam para luego regresar a puro vértigo, adrenalina y violencia desatada a las calles de Seúl. La película ratifica la inmensa jerarquía que en todos los rubros ostenta el cine coreano contemporáneo y verla en pantalla gigante justifica con creces la inversión. Tiene tantas coreografías de peleas con cuchillos, hachas y machetes; que por momentos, cuando los chorros de sangre y vísceras amenazan con convertir al filme en un espectáculo 100% gore, el director apela al fuera de campo.

Dato

La trama se basa libremente en la historia de Yoon Cheol-wan, un soldado surcoreano desaparecido y presunta víctima de un caso de secuestro y asesinato en serie que tuvo lugar en Filipinas entre 2008 y 2012, en el que varios coreanos que desaparecieron fueron víctimas del caso. La diferencia con la película, en la que se castiga a los perpetradores, el incidente real no se ha resuelto por completo debido al número no confirmado de víctimas y la incertidumbre sobre el destino final de Yoon. Todos los autores reales del caso fueron condenados a cadena perpetua por solo unos pocos de todos los asesinatos que cometieron.

Conclusión

El filme es impecable y uno no puede dejar de admirar la maestría que tiene en todos los rubros, incluidas las persecuciones automovilísticas que ostentan los artistas coreanos. Tiene la fórmula de ir a lo seguro, y en ese sentido, el suspenso dentro de la acción está bien ejecutado y, como ya dije, las coreografías son violentas, rápidas y sanguinarias. El clímax va aumentando con el pasar de los minutos, y la ansiedad por saber qué pasará en la confrontación final lo mantiene a uno en la expectativa.

Más historias

IntensaMente 2 4 minutos de lectura
Pesadillas y ensoñaciones de Joko Anwar 5 minutos de lectura
El hoyo 2 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

IntensaMente 2 4 minutos de lectura
Pesadillas y ensoñaciones de Joko Anwar 5 minutos de lectura
El hoyo 2 minutos de lectura
El flautista 3 minutos de lectura