Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Troll: la naturaleza recuerda

2 minutos de lectura

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio. Si hay un cine que tiene poca repercusión por estos lares, es el proveniente de países nórdicos. Por eso cuando salen proyectos particulares como Troll, nos llama la atención de inmediato. Así que veamos con qué nos sorprenden ahora desde Noruega.

Por Jorge Marchisio

La historia sigue a Ine Wilmann, una prestigiosa paleontóloga local que es contactada por el gobierno cuando misteriosos avistamientos son denunciados, todos girando en torno a la leyenda local de los troles.

La historia puede parecer una tontería, pero es la excusa para tener a un monstruo del tamaño de un kaiju (palabra japonesa que quiere decir “bestia extraña” o “bestia gigante”) dando vueltas por Noruega rompiendo todo. O eso es lo que podría parecernos de una forma superficial. Pero si tenemos en cuenta que el conflicto se desata porque hay una empresa minera que está dele excavar en las montañas, metiéndose directamente contra la naturaleza, podemos decir entonces que Troll tiene un mensaje ecologista.

A esto debemos sumarle el trabajo de la protagonista, alguien que no solo trabaja en contacto con la ya mencionada naturaleza, sino que busca cosas del pasado, preservando la historia del país. Y como suele ser en estas películas, hay miembros del gobierno que ven este trabajo como inútil, algo que, con el transcurso de la historia, veremos que no es así.

Hablando de la trama, tampoco es tan perfecta como quisiéramos. En el medio tenemos una subtrama de la protagonista con su padre. En esta clase de proyectos es normal ver cómo algunos personajes tienen problemas familiares, que se van resolviendo mientras todo se va al tacho, y por lo general son las partes más aburridas de las películas; algo de lo que, por desgracia, Troll no se salva.

Pero quizás ese sea el único punto flaco de la cinta, ya que el ritmo, pese a tener dicha subtrama, no decae. Y lo más importante, el dichoso troll se ve muy bien en pantalla, no se nota el CGI y deja en evidencia a otras productoras que nos presentan unos efectos especiales bastante cuestionables pese a tener mayor presupuesto.

Conclusión

Troll es una película bastante entretenida. No es una joya, pero teniendo en cuenta lo poco que nos llegan proyectos de esa temática o zona del mundo, siempre es bien recibido ver propuestas que salen del molde o de lo que estamos acostumbrados a ver siempre.

Más historias

Solo una noche de juegos 3 minutos de lectura
Conversaciones con mamá 2 minutos de lectura
Un lugar en silencio: Día Uno 2 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

Solo una noche de juegos 3 minutos de lectura
Conversaciones con mamá 2 minutos de lectura
Un lugar en silencio: Día Uno 2 minutos de lectura
El baño del diablo 6 minutos de lectura