Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

El Dragón: samurái sanmartiniano

2 minutos de lectura

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio. Hay personas que dejan huella en otras. Esta es una de ellas. Un hombre que impactó tan fuerte en el público argentino de los ochenta, como su puño a las barras de hielo. Ese hombre pasó de la pantalla chica a la pantalla grande, para ser el villano más querido por todos los chicos. Él es Néstor Varzé, pero todos lo conocemos como El Dragón.

Por Mario Luzuriaga

En esta película, el director Marcelo Charras mostró la actualidad de este hombre, que vivió una gran fama, de una manera muchísimo más austera. Ya sin fama, Varzé logró reinventarse y emplear toda su técnica deportiva, al servicio de la comunidad. Recluido en su casa/dojo/centro sanmartiniano, Néstor logra combinar las técnicas milenarias del Japón feudal, reivindicando la figura del General José de San Martín y dando sus clases.

Para los que no saben, Néstor Varzé fue un gran artista marcial que saltó a la fama por aparecer en un recordado programa de variedades de Argentina, llamado “La noche del Domingo”. Allí fue convocado por su conductor, Gerardo Sofovich, quien vio en él un gran potencial, ya que allí superaba récords en romper barras de hielo.

Todo eso llevó a que Varzé sea convocado por el productor Carlos Luis Mentasti, en 1989, para la película de acción y comedia “Los Extermineitors”, protagonizada por Emilio Disi y Guillermo Francella. Es ahí donde todos lo conocimos como “El Dragón”, líder de una facción de ninjas que tenían que destruir nuestros héroes. Pegó (la obviedad de por medio) tanto, que fue convocada para su secuela en 1990. Luego de allí, Varzé tuvo diferencias con la productora y se lo volvió a ver un par de veces más en la serie televisiva “Brigada Cola”.

Luego de su desaparición de los medios no supimos más de él, hasta que Internet se masificó y a mediados de los 2000, los fans lograron ubicar su paradero. Conocimos la vida de Néstor a través de sus exhibiciones de samurái y como entrenador de karate. También fue parte de un especial de The History Channel, donde se lo pudo ver rompiendo más barras de hielo.

Lo bueno de Charras es que con su película mostró al verdadero Néstor, un hombre disciplinado, que convive entre la actualidad y el recuerdo, pero que siempre va a seguir dando batalla.

Disponible en la página oficial de Bafici

Calificación: Muy buena

Más historias

El flautista 3 minutos de lectura
Repulsión 3 minutos de lectura
Battle Royale 3 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

El flautista 3 minutos de lectura
Repulsión 3 minutos de lectura
Battle Royale 3 minutos de lectura
Incendies 5 minutos de lectura