Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Renfield: Al tóxico, bandera roja

2 minutos de lectura

Bienvenidos a una nueva nota de Revista Sincericidio. En Renfield, de Chris McKay (The Lego Batman Movie, The Tomorrow War), Nicolas Cage es el Conde Drácula, mientras que Nicolas Hoult interpreta a Renfield, el personaje principal, quien se ve obligado a matar para que Drácula, debilitado por un ritual destinado a eliminarlo, pueda recuperar su poder.

Por Guillermo Martínez

Como en la novela de Bram Stoker, R. M. Renfield está totalmente esclavizado por el Conde. Come insectos para adquirir sus fuerzas vitales, mientras que Drácula le permite obtener habilidades sobrehumanas (el Renfield de Stoker era zoófago mucho antes de conocer a Drácula. El de la película ingiere pequeños animales solo para ejercer sus poderes. ). Al igual que en la novela, Renfield se encariña con una mujer (la actriz y humorista Akwafina en el papel de la oficial de policía Rebecca Quincy) quien le da el coraje para rebelarse contra su amo.

En esta ocasión, Renfield se debate entre su sumisión y su deseo de emancipación. Es también en torno a este desamor interior que se desarrolla la trama de la película. Una trama bien construida, que logra captar nuestro interés y mantenerlo, gracias al humor y al terror bien dosificado a lo largo del metraje.

Voy a ser honesto. La primera vez que vi el tráiler, Renfield me generó muchas dudas. En mí caso no entendía dónde, entre lo ridículo y lo sobrenatural, iba a encajar esta película protagonizada por dos actores que me gustan. Me planteaba seriamente la posibilidad de estar ante un fracaso o, al menos, ante una película donde el humor podía pasar a un segundo plano para dar lugar al absurdo infundado y sin propósito.

Con Renfield quedé gratamente sorprendido. Fue una verdadera delicia ver cabezas y brazos explotar. Porque sí, Renfield es una película con buenas dosis de gore, y eso lo celebro. La violencia del Conde Drácula, pero especialmente la mostrada por Renfield, está muy bien retratada, logrando unos descuartizamientos brutales y sumamente divertidos.

Renfield se termina descubriendo a sí mismo como un héroe, en lugar de ser solo un miserable sirviente atormentado. Incluso la película consigue transmitir un cierto efecto cómico en todas las escenas de terror, que de tan sangrientas terminan resultando divertidas.

Además, hay una lección de vida dentro de todo este planteo, y es que la relación entre Renfield y su maestro, Drácula, ofrece varios paralelismos con las relaciones tóxicas en la “vida real”. Pero, sobre todo, la película de Chris McKay es un gran entretenimiento y cumple con lo que promete.

Más historias

El flautista 3 minutos de lectura
Repulsión 3 minutos de lectura
Battle Royale 3 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

El flautista 3 minutos de lectura
Repulsión 3 minutos de lectura
Battle Royale 3 minutos de lectura
Incendies 5 minutos de lectura