Revista Sincericidio – Revista de Cine

Revista de cine, cultura y sociedad coexistiendo de igual a igual. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine.

Visiones: Modesta, pero eficaz

2 minutos de lectura

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio. El director Kevin Greutert se hizo conocido por la séptima entrega de El juego del miedo, y en ese momento su debut detrás de las cámaras fue un verdadero desastre. Por suerte, existen proyectos mucho más pequeños y menos ambiciosos, que suelen amoldarse a las necesidades de los directores, haciendo que su traspié inicial quede como una anécdota a olvidar. Es el caso de Visiones (2015), un filme modesto, de muy bajo presupuesto, pero que gracias a un ingenioso guion de Lucas Sussman, se las arregla para sobresalir del resto de filmes del estilo.

Por César Arturo Humberto Heil

Luego de un trágico accidente en el que Eveleigh Maddox (Isla Fisher) es la responsable, y en donde muere un pequeño niño, las cosas parecen cambiar para ella y su esposo David (Anson Mount) al mudarse a una finca destinada al cultivo de viñedos y la producción de vinos. David y Eveleigh no solo han dejado atrás aquel mal momento, sino que además están esperando un hijo, por lo que no pueden estar en una inmejorable etapa como matrimonio. Pero la tranquilidad cambia drásticamente cuando Eveleigh comienza a tener una serie de visiones que le hace presumir, que la finca está embrujada.

No voy a contar más, porque si hay algo que tiene de interesante el guion es que aquello que parece ser no termina siendo y lo que dábamos por supuesto se termina escapando con el correr de los minutos para sorpresa y disfrute del espectador. Hasta incluso Sussman se da el lujo de homenajear a ese clásico de Roman Polanski como fue El bebé de Rosmary (1968) sobre la novela de Ira Levin, con algunas sutiles pinceladas. Es bueno recordar que Sussman fue guionista del inquietante filme Below (2002), de David Twohy.

Kevin Greutert demuestra que puede hacer cine de terror sin la necesidad de mostrar tripas, sangre y miembros cercenados, utilizando una puesta de cámara mucho más sobria, minimalista, lejos del mundanal ruido citadino, en donde los espacios abiertos y las montañas conforman el escenario perfecto para este thriller con toques sobrenaturales.

Conclusión

Quienes vean Visiones seguramente no se van a encontrar con una gran película, pero sí con un producto digno del género, que entretiene, que no decae en los 80 minutos que dura y que sorprende por dos razones: por su eficaz guion y porque redime al director Greutert de ese fiasco espantoso que fue El juego del miedo 7.

Calificación: Buena

Disponible: Plataformas online

Puede que te hayas perdido

5 minutos de lectura
2 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura