Revista Sincericidio – Revista de Cine

Revista de cine, cultura y sociedad coexistiendo de igual a igual. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine.

Cobweb: Gente detrás de las paredes

5 minutos de lectura

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio. Cobweb (TOC TOC TOC) es una película de suspenso y terror de origen estadounidense, del año 2023, bajo la dirección de Samuel Bodin, quien hace su debut en la silla de director. El guión, fue concebido por el talentoso Chris Thomas Devlin, quien ha sido reconocido y celebrado al ser incluido en la prestigiosa lista de guiones no producidos, The Black List, en el año 2018. La fotografía estuvo a cargo de Philip Lozano, la música por Drum & Lace, la edición por Kevin Greutert y Richard Riffaud. Está producida por Seth Rogen. Filmada en Sofía, Bulgaria.

Por Daniel López Pacha

Está protagonizada por Lizzy Caplan (Carol), Antony Starr (Mark), Cleopatra Coleman (señorita Devine), Woody Norman (Peter), Luke Busey (Brian), Aleksandra Dragova (Sarah) y Debra Wilson (voz monstruosa Sarah).

Sinopsis

Peter, un niño de tan solo ocho años, se encuentra atrapado en un constante tormento debido a los enigmáticos golpes que resuenan desde el interior de los muros de su habitación. A pesar de sus angustiosos ruegos, sus padres descartan sus temores, afirmando que todo proviene únicamente de su fértil imaginación. No obstante, a medida que el miedo en el corazón de Peter se acrecienta, se ve abocado a considerar la posibilidad de que sus progenitores estén encubriendo un terrible y ominoso secreto, capaz de desencadenar consecuencias peligrosas e impredecibles.

A pesar de que el singular y poco convencional universo de “Cobweb”, creado por Samuel Bodin, destila una enérgica perturbación gracias a la magistral cinematografía de Philip Lozano, no logra materializar plenamente sus aspiraciones de terror.

Los momentos de sobresalto, aunque presentes, desprenden una tensión menos agobiante, y los giros narrativos resultan algo previsibles. La película adopta una sutil enredadera, no obstante, su enfoque se inclina mayormente hacia la creación de un ambiente cautivador, lo que recuerda al lento hervir de una olla de agua. Por más que nos sumerjamos en ella, hay una sensación subyacente de que algo no acaba de encajar, y los elementos nunca llegan a fusionarse en una experiencia cinematográfica completamente satisfactoria.

El guion se distingue por su habilidad para transformarse en cada tramo de la historia. Comienza con una premisa, pero a medida que avanza, evoluciona hacia algo completamente diferente, dotando a la narrativa de una fluidez cautivadora y sorprendente. Aunque en ocasiones los desenlaces pueden no cumplir totalmente con las expectativas generadas, vale la pena destacar su resistencia a caer en los excesos sensacionalistas que a veces empañan el género.

A pesar de hacer uso de algunos estereotipos, como el escenario ambientado en los días previos a Halloween, la historia se esfuerza por tomar un enfoque novedoso al crear una suerte de mitología propia. Un ejemplo es el temor arraigado en esas fechas debido a la desaparición de una niña en el vecindario durante una partida de “Truco o Trato”. Además, el giro final revela que una vez que el miedo se instaura en el alma, este se convierte en una presencia constante, persistente e inextinguible, que perdura en las pesadillas y la psique.

La película presenta una narrativa esencial, despojada de cualquier exceso, lo que revela sus fundamentos en su forma más pura. Aunque pareciera que falta un primer acto que podría haber delineado con mayor profundidad a los personajes o haber dotado de significado a los persistentes ruidos estridentes, esta elección narrativa contribuye a involucrar al espectador en una experiencia más directa. Muchos de los elementos que se introducen tienen la intención de enriquecer el clímax, pero la manera en que se manejan podría haber sido más pulida.

Aun así, la película logra mantener un enigma constante, aunque algunos de estos elementos no lleguen a resonar con fuerza en el espectador. Los sonidos inquietantes y las imágenes diseñadas para provocar temor se sienten en su lugar, ya que están enmarcados en una trama que gradualmente se va ganando nuestra preocupación y atención.

Lo que resulta desconcertante es que Samuel Bodin demuestra una habilidad innegable para construir secuencias que podrían ser auténticamente tensas y potencialmente escalofriantes si la narrativa alcanzara su máximo potencial. En lugar de ello, se ve constreñido a orquestar un momento de revelación por parte del verdadero antagonista durante el clímax y la confrontación final.

A pesar de esto, su destreza en la dirección se manifiesta claramente en la cuidadosa composición de planos, la persistente atención a las imágenes y la astuta utilización del espacio. Es lamentable que estas cualidades no encuentren un respaldo sólido en el guion o la trama general. La esencia de la historia se enfoca en giros ingeniosos y en desconcertar a la audiencia mediante artificios ilógicos y simplistas, sin explorar adecuadamente el potencial de la trama subyacente.

Es gratificante observar a Woody Norman incursionar en proyectos de mayor envergadura. Su presencia y el nivel de habilidad demostrado en “Cobweb” sin duda brindan un motivo para su visionado. No obstante, la película también padece de aspectos que no pueden pasarse por alto, como las notables carencias en la narrativa y la caracterización que impiden sumergirse plenamente en la historia. Los destellos de competencia técnica en la realización agregan un elemento positivo a la experiencia cinematográfica.

Conclusión

En cuanto a los momentos destinados a generar susto, es evidente que muchos de ellos carecen de un propósito concreto en la trama. No obstante, este aspecto podría mejorar con una dirección más enfocada y una estructura narrativa mejor desarrollada. Esperemos que las personas involucradas en “Cobweb” puedan canalizar su talento hacia proyectos de terror más sólidos en términos de sustancia, y en última instancia, contar con un guion de mayor calidad que valga la pena respaldar.

Puede que te hayas perdido

5 minutos de lectura
2 minutos de lectura
3 minutos de lectura
4 minutos de lectura