Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Tarnation: Un documental al ritmo de la despersonalización

2 minutos de lectura

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio. Con una banda sonora dream pop de los 90s, Tarnation relata la crónica de más de 20 años de la vida de Jonathan Caouette y Renee, su madre esquizofrénica. Pero no es solo eso. Es decir, no te imagines un documental en la estructura clásica convencional. Es una obra para ver a oscuras, que te adentrará en más oscuridad, más angustia y más melancolía.

Por Gastón Oliver

La película se convirtió en un fenómeno indie debido a su estilo único y personal de narración, así como por la forma en que aborda temas como la familia, la identidad y la salud mental.

Su director, el mismo Jonathan Caouette, tomó grabaciones caseras, video-diarios y cortometrajes que realizó, y con un montaje no lineal, y un clima psicodélico y trash, logró un film estimulante y entretenido, con un enfoque innovador y emocionalmente resonante. Imágenes que capturan momentos íntimos y conmovedores de su vida, es lo que le permite al espectador conocer profundamente su experiencia y perspectiva.

Se centra en la adolescencia y edad adulta de Caouette, y la vida con su madre, Renee Leblanc, que fue tratada con electroshocks en su juventud. Con un padre ausente y una madre luchando con su enfermedad mental, Jonathan Caouette se fue a vivir con sus abuelos, Adolph y Rosemary Davis, quienes, a pesar de las crisis y diferencias, fueron para él una familia.

Claramente, “Tarnation” es un documental con una carga de subjetividad muy alta. Y no solo presenta la historia de Caouette, sino que también ofrece una mirada introspectiva a los desafíos que enfrenta al crecer en un entorno sórdido y lidiar con la locura.

La edición y el montaje de la película son elementos clave que contribuyen a su estilo distintivo. Caouette utiliza diferentes técnicas de edición, como superposiciones de imágenes, efectos visuales y montajes rápidos, para crear una narrativa visualmente estroboscópica y a veces desgarradora. Logra una fusión poderosa entre su historia personal y la forma en que la presenta en pantalla.

Una odisea al infierno. Una poesía al sufrimiento. Un film que recuerda uno de los principales mandamientos de la Nouvelle Vague: “Considerar el cine como una especie de autoconocimiento personal”.

Calificación: Excelente

Más historias

Puede que te hayas perdido

X-Men ’97 2 minutos de lectura
The Idea of You 2 minutos de lectura