Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Totally killer: Cuchillazos y saltos temporales al ritmo de los ochenta

4 minutos de lectura

Bienvenidos a una nueva nota de Revista Sincericidio. Desde que Totally killer (2023), de la directora Nahnatchka Khan fue subida a la plataforma Prime Video que le venía escapando. Había en mí un preconcepto, basado erróneamente en la temática adolescente, la comedia y el típico slasher que se podía observar en los primeros avances del filme. Debo reconocer que estaba muy equivocado. Totally killer, si bien no es una gran película, nunca defrauda en lo que pretende y que, además, se anima a esbozar a modo de sutiles pinceladas, algunas reflexiones interesantes sobre los personajes, los cambios sociales y el cine de terror, en especial el de los años ’80.

Por César Arturo Humberto Heil

Ambientada en dos épocas bien diferentes como son el año 2023 y 1987. El filme parte de una serie de asesinatos cometidos durante los años ’80, en donde las adolescentes Tiffany Clark (Liana Liberato), Heather Hernández (Anna Díaz) y Marisa Song (Stephi Chin-Salvo) fueron asesinadas de 16 puñaladas por un enmascarado.

35 años después y durante la noche de Halloween, el asesino enmascarado regresa para asesinar a Pam Miller (Julie Bowen), una de las siguientes en la lista. Su hija Jamie Hughes (Kiernan Shipka) tendrá la posibilidad gracias a un invento creado por su amiga Amelia Creston (Kelcey Mawema) y en base a un viejo proyecto de su madre Lauren Creston (Kimberly Huie) de poder viajar al pasado, para tratar de encontrar al asesino y evitar así la muerte de su madre.

Así resumido puede parecer un filme más al estilo de Feliz día de tu muerte (2017), de Christopher Landon. Pero algunas sutilezas esbozadas por los guionistas David Matalon, Sasha Perl-Raver y Jen D’Angelo, hacen que el filme sobresalga por sobre el de Landon.

Esas valiosas diferencias pueden verse en los pequeños detalles. Por ejemplo, la mirada que Jamie tiene sobre las cosas que se hacían y decían en los ’80. Algo imposible de entender para una adolescente del siglo 21.

También es de destacar cómo algunos personajes se construyen no desde la caracterización, sino desde la mirada de los otros. Es lo que sucede con el personaje del periodista Norm Dubasage (Fred Henderson), a quien solo vemos en pequeñas intervenciones, pero podemos descifrar su perfil psicológico gracias a lo que los demás opinan de él, incluido su hijo Chris Dubasage (Jonathan Potts). Un verdadero hallazgo del guion.

En cuanto a la época, los ochenta dominan la escena y sus referencialidades al cine de ese período son bien jugosas. Alusiones a filmes como Volver al futuro (1985) de Robert Zemeckis o El club de los 5 (1985) de John Hughes, filme emblemático para esa generación, incluida la actriz Molly Ringwald, son algunas referencias interesantes y divertidas. En este sentido y remitiendo a los viajes temporales se puede observar una clara alusión al filme Peggy Sue, Su pasado la espera (1986) de Francis Ford Coppola, aunque no se mencione.

No me olvido de destacar el humor que circula por todo el relato, el cual le da un tono perfecto para un filme de este estilo. Así tenemos escenas bien sangrientas que disparan litros de adrenalina para unos segundos después, pasar sin ningún tipo de filtro, a otra situación que nos saca de ese lugar incómodo y de tensión gracias alguna que otra risa. En eso el filme es casi perfecto, al balancear ambos géneros con verdadera eficacia.

Es muy interesante la manera en que se toma el cine de género slasher, del cual se ríe constantemente, haciendo alusiones a cada rato como cuando Jamie nombra al filme Scream cuando habla de que quizá no sea un solo asesino.

Otro punto a favor es el ritmo. Este es vertiginoso y sin respiros desde que comienza hasta que finaliza. El espectador se engancha enseguida con la trama y no la suelta hasta que ruedan los títulos finales.

Como aspectos en contra están un final bastante esperable, ciertas resoluciones algo amañadas a la figura retórica del Deus ex machina y alguna confusión hacia los minutos finales. Entre tantas paradojas y cambios temporales, uno termina bastante mareado.

Conclusión

En líneas generales, Totally killer es un producto slasher adolescente que se las ingenia para sobresalir del resto gracias a sus ingeniosos detalles de guion y su buen ritmo. Algo más que suficiente para lo que se pretende.

Muchos seguramente podrán apreciar esas sutilezas de las que hablo. Para otros quizá pasen inadvertidas y sientan que es un filme más de los tantos similares que se estrenan cada año. Solo es cuestión de agudizar un poco la mirada y van a poder observar que debajo de una anécdota simple y trillada, se esconde algo más complejo.

Por último, quiero agradecer al compañero Diego Bravo, con quien tuve una charla sobre el filme y cuyos aportes me han sido muy útiles a la hora de escribir.

Calificación: Buena

Disponible en: Amazon Prime Video

Más historias

The Watchers 3 minutos de lectura
El último hereje 2 minutos de lectura
La Mesías 5 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

The Watchers 3 minutos de lectura
El último hereje 2 minutos de lectura
La Mesías 5 minutos de lectura