Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Fallout: Western nuclear salvaje

5 minutos de lectura
Fallout

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio. Fallout, serie de televisión estadounidense de ocho episodios que fusiona acción y drama en un mundo postapocalíptico. Concebida por los talentosos Graham Wagner y Geneva Robertson-Dworet exclusivamente para Amazon Prime Video, esta producción se inspira en la renombrada franquicia de videojuegos de rol gestada por Interplay Entertainment, y actualmente bajo el resguardo de Bethesda Softworks. Producida por Lisa Joy y Jonathan Nolan.

La fotografía corrió por cuenta de Stuart Dryburgh (4 episodios), Teodoro Maniaci (3 episodios), Alejandro Martínez (2 episodios) y Dan Stoloff (1 episodio). La música estuvo a cargo de Ramin Djawadi. La producción de la serie se puso en marcha el 5 de julio de 2022, abarcando locaciones en Nueva Jersey, Nueva York y Utah. Además, se filmaron escenas cruciales en Namibia, específicamente en la pintoresca costa de los Esqueletos. Nolan se encargó de la dirección de los tres episodios iniciales, dotándolos de su distintivo estilo y visión.

Por  Daniel López Pacha

Protagonizada por Ella Purnell (Lucy MacLean), Walton Goggins (Ghoul), Kyle MacLachlan (Supervisor Hank MacLean), Aaron Moten (Maximus), Moisés Arias (Norm), Dave Register (Chet), Annabel O’Hagan (Stephanie Harper), Leslie Uggams (Betty Pearson), Zach Cherry (Woody Thomas), Rodrigo Luzzi (Reg McPhee), Michael Emerson (Dr. Siggi Wilzig), Johnny Pemberton (Thaddeus), Xelia Mendes-Jones (Dane), Dale Dickey (Ma June), Mike Doyle (Mr. Bob Spencer), Leer Leary (Davey), Cherien Dabis (Birdie), Matty Cardarople (Huey), Sarita Choudhury (Lee Moldaver), Frances Turner (Barb Howard).

Sinopsis

La serie explora las secuelas de un catastrófico intercambio nuclear en una realidad alternativa de la Tierra. Tras los avances en tecnología nuclear posteriores a la Segunda Guerra Mundial, surgió una sociedad retro-futurista, desencadenando una guerra por los recursos. Los sobrevivientes buscaron refugio en búnkeres de lluvia radiactiva, conocidos como Bóvedas, diseñados para preservar a la humanidad en caso de aniquilación nuclear. Sin embargo, desconocían que cada Bóveda estaba destinada a llevar a cabo experimentos psicológicos en sus habitantes. Dos siglos más tarde, Lucy, una joven valiente, abandona su hogar en el Refugio 33 y se adentra en el despiadado páramo de un Los Ángeles devastado en busca de su padre. En su travesía, se cruza con un escudero de la Hermandad del Acero y un cazarrecompensas necrófago, cada uno con un pasado enigmático y sus propias motivaciones por descubrir.

Fallout

La primera parte de “Fallout” se destaca indudablemente como la más cautivadora. Pues seguimos a Lucy mientras lidia con las mentiras que le han pintado sobre el mundo, luchando por sobrevivir en un entorno hostil. A pesar de que en algunos momentos la trama se dilata en lugares menos dinámicos, el interés del espectador permanece agudo, ávido por descubrir los variados misterios y secretos que esconde la superficie y sus habitantes. Extraño pero sorprendentemente entretenido, “Fallout” es una experiencia única en su clase.

Creando el mundo Fallout

El ámbito de la serie es impresionante. Aunque la narrativa enfrenta un estancamiento en el sexto episodio al relatar la vida de Cooper en los meses previos a la caída de la bomba, las imágenes concebidas por el diseñador de producción Howard Cummings, junto con la dirección de arte y escenografía a cargo de Ann Bartek y Regina Graves, logran mantener el interés del público. Robertson-Dworet y Wagner ofrecen una visión detallada de diversos aspectos de este universo. Desde las variadas bóvedas supervisadas por diferentes equipos hasta los vastos desiertos de California y la ciudad sin ley de Filly, los artesanos trabajaron incansablemente para asegurar que cada detalle fuera cuidado con esmero.

Fallout

La estética ante todo

Es evidente que los creadores de la serie son grandes admiradores de Fallout. Desde su estética retro-futurista hasta los atuendos de los personajes en tonos azules y amarillos, así como el uso que hace Lucy de una jeringa de supervivencia y la abundancia de posters de Vault Boy (la mascota de Vault-Tec), la serie está repleta de referencias a la franquicia. Lo que resulta refrescante es que la serie no se toma demasiado en serio a sí misma. Cuando Lucy se prepara para salir de la Bóveda, sus compañeros de refugio la llaman insistiendo en que vuelva atrás. Una vez en el deslumbrante yermo, uno de ellos se lamenta: “Bueno, eso no salió como esperábamos”. Es exactamente el tipo de comentario que uno haría frente al televisor, y eso es parte del encanto de Fallout.

El reparto de Fallout desempeña un papel crucial en destacar el drama postapocalíptico en un paisaje saturado de historias similares. Purnell, con su experiencia previa en diversos géneros, tiene la oportunidad de sobresalir mientras asume un papel de gran envergadura en la serie. El Ghoul interpretado por Goggins, antes conocido como Cooper Howard, personifica las complejidades del Yermo. Aunque el pistolero parece desenvolverse con facilidad en el mundo despiadado e irradiado, su historia de fondo inquietante profundiza en lo que podría haber sido un personaje unidimensional.

Fallout nos trae música vintage

A pesar de la abundancia de montajes en cámara lenta acompañados de canciones clásicas en Fallout, es innegable el esmero puesto en la elaboración de la serie. Desde sus efectos prácticos hasta sus referencias a la franquicia original. La serie busca rendir homenaje de una manera divertida, no porque se sienta en deuda con los fans de la saga. Adaptar un juego de mundo abierto con diálogos casi infinitos, múltiples posibilidades y opciones es un desafío considerable. La pérdida de interactividad es uno de los principales obstáculos al trasladar los videojuegos a la pantalla, pero Fallout logra sortear esta dificultad con maestría.

En lugar de traducir la historia de un juego específico, el programa utiliza los escenarios de los juegos, los arquetipos de personajes y varios géneros, sí, incluidos los westerns, para crear algo que sea a la vez original, pero totalmente Fallout. Sí, puede haber algunos tropiezos en esta excursión televisada por el páramo, pero sigue siendo un viaje divertido.

Conclusión

La serie parece auténtica y genuina, como si fueran fragmentos de una existencia completa que estas personas han construido meticulosamente. Este enfoque contribuye significativamente a enraizar el humor de la serie en la realidad. Al optar por explorar el universo de “Fallout” en lugar de adaptar una trama específica de un juego o historia, Prime Video ha logrado dar vida a este fascinante y extravagante páramo en toda su grandiosa excentricidad. Es un verdadero placer disfrutar de esta obra y ya estamos ansiosos por su segunda temporada.

Disponible: Amazon Prime Video

Calificación: Muy buena

Más historias

Puede que te hayas perdido

X-Men ’97 2 minutos de lectura
The Idea of You 2 minutos de lectura