Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Miranda: de viernes a lunes

2 minutos de lectura
Miranda: de viernes a lunes

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio. Dentro de la crisis de “secuelitis” que está padeciendo hace años el Hollywood más mainstream que invade nuestras salas todas las semanas; el cine argentino es un buen refugio para buscar proyectos alternos, que no dependan de veinte series o cintas anteriores para ser entendidas. Así es como nos llega Miranda: de viernes a lunes, protagonizada por Inés Estévez.

Por Jorge Marchisio

Como dice el título de la película, seguimos la historia de Miranda, quien trabaja en un instituto educacional, donde se da la denuncia de acoso por parte de una de las alumnas. Habiendo apoyado a la denunciante, su trabajo empieza a correr peligro, mientras ella tiene que lidiar con el hecho de que sus hijas ya están creciendo, y están prontas a abandonar el nido.

Lo primero que tengo que decir, es la grata sorpresa que me lleve viendo Miranda: de viernes a lunes. Y no solo porque toca dos temas tan actuales como lo son la partida de los hijos y el síndrome del nido vacío para alguien que aun se siente joven. O como las instituciones, juegan a cerrarse así mismas para blindarse contra una acusación en lugar de tratar de averiguar que pasó. Sino que todo esto, está contado en apenas hora y media.

Así que bravo a María Victoria Menis, quien escribió el guion (y también dirigió). Pero no solo en la historia y su eficiencia radica lo bueno de Miranda: de viernes a lunes; sino también en sus actuaciones. Y no solo lo digo por la actriz principal, sino por todo el elenco. Pero vayamos de a poco en este apartado.

Obviamente la que primero destaca es Inés Estévez, interpretando a esta mujer atrapada entre un padre con claras limitaciones por su edad y una madre que parece no haberla cuidado nunca, sus dos hijas que están creciendo y que ya no necesitan sus cuidados. Y un trabajo donde parece que todo está manejado por la gente incorrecta. Pero también vale mencionar los roles de los padres y las hijas, en especial a Lu Grasso. A seguirle la pista a esta chica.

Miranda: de viernes a lunes

Quizás el mayor punto en contra que le podemos llegar a poner a Miranda: de viernes a lunes es la música. Y no porque sea mala, sino porque es demasiado invasiva y constante; robándole protagonismo a las imágenes, a sabiendas que no estamos frente a un musical. Pero quitando eso, estamos ante una muy buena película gestada en nuestra propia tierra. Ya por eso, merece que le den una oportunidad en el cine.

8/10

Más historias

Solo una noche de juegos 3 minutos de lectura
Conversaciones con mamá 2 minutos de lectura
Un lugar en silencio: Día Uno 2 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

Solo una noche de juegos 3 minutos de lectura
Conversaciones con mamá 2 minutos de lectura
Un lugar en silencio: Día Uno 2 minutos de lectura
El baño del diablo 6 minutos de lectura