Revista Sincericidio – Revista de Cine

Revista de cine, cultura y sociedad coexistiendo de igual a igual. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine.

“Black magic woman” y un fallo de guion necesario.

2 minutos de lectura

Por César Arturo Humberto Heil.

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio.

Existen algunos fallos de guion que, si bien resultan resoluciones inverosímiles o traídas de los pelos, la mayoría de las veces terminan siendo una herramienta necesaria para conducir al espectador hacia pistas equivocadas o falsas. Esto que a primera vista parece una aberración de guion, no es otra cosa que la utilización de los elementos que nos brinda la narrativa audiovisual. Voy a dar un ejemplo para que quede claro el concepto.

El film elegido es Black magic woman, de Deryn Warren (1991) La historia se relaciona con una mujer que se encarga de seducir hombres con el fin de reclutarlos para ser utilizados como víctimas de sacrificios humanos para una secta satánica. La escena en cuestión es la siguiente.

Nuestro personaje ha sido engañado por esta malvada mujer y está a punto de ser sacrificado por un grupo de acólitos satánicos en medio de una ceremonia realizada en la playa. Por corte, observamos cómo un vehículo policial se acerca al lugar y un par de policías bajan y corren hacia la diabólica ceremonia, iluminando el camino con linternas. Primer pensamiento del espectador: «Buenísimo, llegó la policía y lo van a terminar salvando». Todas las expectativas que esta inclusión dramática había generado, se dan por tierra cuando finalmente vemos que los dos policías que corrían hacia la playa se ponen la capucha dejando en claro que también son parte de la secta. Nuestro personaje no tiene suerte esta vez y muere apuñalado por el sacerdote satánico.

Veamos donde radica el fallo de guion. Imaginemos la escena en función de la lógica y desde la perspectiva de la verosimilitud, tan necesaria en una historia de ficción. Si estos dos policías eran satanistas como descubrimos finalmente, ¿por qué corrían con las linternas hacia el lugar como si estuvieran buscando algo? Segundo: ¿por qué no bajaron ya con las capuchas puestas?

La respuesta está en que el guionista prefirió transgredir algunas de las leyes que rigen la historia, como son la lógica y la verosimilitud, en pos de obtener un resultado dramático que le genere tensión en un momento determinado. Seguramente, todos los espectadores pensaron que el personaje iba a ser salvado por la policía de una muerte horrible, y sin embargo eso no ocurrió.

Una de las formas de manejar el suspenso es utilizando la ruptura de las expectativas. Algo se muestra como seguro para terminar no siéndolo. Este ejemplo es tan solo uno en tantos que existen en la mayoría de los guiones. Seguramente resulte un recurso algo burdo, pero sin dudas efectivo a la hora de lograr lo que se quiere, que en definitiva es entretener.

Más historias

Puede que te hayas perdido

Lucha Libre 3 minutos de lectura
Portadas 39 minutos de lectura
Las estimas 3 minutos de lectura