EL OJO DEL MAL REMAKE DE LOS HERMANOS PANG.

ENTRETELONES DE PRODUCCIÓN.

Por César Arturo Humberto Heil.

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio.

¿Cómo juzgamos lo qué es real? ¿Podemos confiar que nuestros ojos no nos engañarán, que mostraran las cosas como son? ¿Cómo sabemos que lo que estamos viendo está realmente allí? Más de 30.000 estadounidenses se someten a trasplantes de córnea cada año y rápidamente el procedimiento se está convirtiendo en algo de rutina. ¿Pero qué sucedería si algo imprevisto ocurre? El Ojo del Mal (2008) presentó los aterradores hechos que vive Sydney Wells, una joven que se somete a dicho procedimiento pero que poco después descubre que sus nuevos ojos traen consigo mucho más de lo esperado.

Sydney Wells, la protagonista de El Ojo del Mal, no es la típica heroína cinematográfica. Ciega después de un trágico accidente durante su infancia, ella es bella, segura de sí misma y, a pesar de su discapacidad, ha logrado tener una vida feliz llena de satisfacción como una exitosa violinista en Los Ángeles. Exhortada por su hermana, Sydney decide someterse a un trasplante doble de córnea con la esperanza de recuperar su visión. Esta cirugía la coloca dentro de una pesadilla que reta sus conocimientos más fundamentales de razonamiento, identidad y percepción. ¿Está ella experimentando el fenómeno de memoria celular o es algo peor que excede los límites de la imaginación? Para Jessica Alba, la sensacional estrella de exitosas películas como Sin City y Los Cuatro Fantásticos, el personaje de Sydney es una oportunidad excitante y única de crecer como actriz y profundizar dentro de un personaje multifacético.

“Sydney es un papel exigente que requirió mucha preparación” dice Alba. “Me interesaba actuar en una buena realización de terror/horror, pero la mayoría son sangrientas, ilógicas y vulgares. El Ojo del Mal está muy bien escrita, es elegante y tiene clase y Sydney es una persona única e interesante. Sus experiencias, el proceso de recuperar la vista y todo lo que vive después, realmente me pareció interesante.”

De Lionsgate y Paramount Vantage, El Ojo del Mal está basada en el filme asiático de horror de 2002 con el mismo título escrito por Jo Jo Yute-chun Hui, Oxide Pang y Danny Pang y dirigido por el dúo Danny Pang y Oxide Pang. La película, que fue un éxito internacional de crítica y taquilla, llamó la atención de C/W Productions, que adquirió los derechos para una versión estadounidense.

“Las buenas cintas tienen en su centro personajes que tratan de lograr algo ya sea en el nivel físico o emocional,” asevera Paula Wagner. “Sydney, el personaje de Jessica Alba se sobrepone a su discapacidad física” continúa Wagner, “y después del trasplante de córnea aprende que debe redescubrir quién es y su lugar en el mundo y que debe aprender a sobrellevar los cambios emotivos que esto trae consigo.”

“La película asiática original es una favorita entre los críticos y los aficionados del género del terror” comenta el productor ejecutivo Michael Paseornek. “Nos pareció interesante reinventar esta ingeniosa cinta de suspenso con Jessica, nuestra segunda producción con ella este año, lo mismo que con la respetada y creativa productora Paula Wagner (Misión: Imposible I, II, III) y su equipo en C/W. Nuestros directores Xavier y David se esmeraron en realizar una cinta de suspenso que los tendrá en el borde de sus butacas.”

Para desarrollar el libreto, Don Granger (Guerra de los Mundos, Todo Sucede en Elizabethtown), el productor de C/W, colaboró estrechamente con el guionista Sebastián Gutiérrez (El Beso de Judas, Espíritus Ocultos, Serpientes a Bordo), diciendo que “hay una línea delgada que seguir cuando se reinterpreta un filme que ya ha tenido éxito internacional. Es un reto constante mejorar la fuente original y mantener la integridad de la historia.”

A pesar de que El Ojo del Mal es propulsado por elementos sobrenaturales, la trama del filme se basa en un fenómeno científico actual conocido como memoria celular. “Se ha visto que las personas que se someten a trasplantes de órganos se pueden comportan como el individuo del cual recibieron el órgano” explica el productor ejecutivo Darren Miller.

“Alguien puede recibir el órgano de un fumador y, consecuentemente, súbitamente siente un extraño deseo de fumar,” agrega Wagner. “O se sienten atraídos hacia los deportes sólo para descubrir que el donador era un aficionado a los deportes. Por supuesto, El Ojo del Mal es ficción, pero explora un fenómeno de la vida real y lo lleva hacia lo sobrenatural.”

En su búsqueda de un director para el proyecto, los productores abordaron al dúo de directores franceses David Moreau y Xavier Palud, quienes ganaron elogios internacionales por Ils (Ellos), una tensa película de suspenso que escribieron y dirigieron sobre una joven pareja que es aterrorizada por fuerzas invisibles en la campiña francesa. De los muchos proyectos que Moreau y Palud recibieron, El Ojo del Mal fue el que más los intrigó. “Lo que nos gustó fue el hecho que realmente podíamos trabajar en lo que no era obviamente sobrenatural” explica Moreau. “Nos brindó grandes oportunidades de jugar con la mente del público, de mostrarles cosas que ellos no podían determinar si eran ciertas.”

Moreau y Palud estaban resueltos a mantener la ambigüedad sobre la cordura del personaje principal. “Sydney está convencida que las tenebrosas y aterrorizantes visiones que tiene después de su operación son reales pero su médico y su hermana no pueden evitar concluir que ella está sufriendo un trastorno psicológico.” Dice Alba, “Este relato atemoriza de una forma distinta porque los espectadores nunca están seguros si mi personaje realmente está viendo cosas o si está perdiendo la razón. Tomar esa trayectoria permite al público ver las cosas desde el punto de vista de Sydney”

“Pienso que lo desconocido es siempre más impresionante,” agrega Moreau. “Lo importante es encontrar el equilibrio adecuado entre lo que se muestra y lo que no se muestra y dejar que los espectadores usen su imaginación.”

Los directores franceses recuerdan claramente el momento en que conocieron a Jessica Alba. “Ella entró en la habitación y ambos quedamos impresionados con sus ojos,” dice Moreau. “Físicamente, ella es exactamente como habíamos imaginado a Sydney.” En el foro, los directores quedaron impresionados con el talento y la preparación de Alba. “Cada día del rodaje nos sorprendió con su compromiso con el personaje” recuerda Moreau. “Nuestra comunicación fue excelente.”

Para el reto de convencer al público que Sydney es ciega y virtuosa del violín al mismo tiempo, Alba comenzó a prepararse para su rol cuatro meses antes de iniciar el rodaje. “El hecho que interpreto a una violinista clásica no fue la razón por la que hice la película” dice Alba riendo, “pero abordarlo fue algo interesante” Agrega Wagner, “Jessica Alba es una actriz de talento que se entrega a su personaje e interpretó su rol con sutileza, gracia y autenticidad y realmente pienso que su actuación es impresionante”

Debido a la trama, era necesario que Sydney apareciera en varias escenas tocando el violín. Los directores decidieron que Jessica apareciera realmente tocando el violín en vez de simular la escena. “Comencé a tomar lecciones de violín mientras filmaba la segunda cinta de Los Cuatro Fantásticos” dice Alba. “Tuve que entrenarme durante meses para aprender las diferentes posiciones y eso fue sólo la mitad de la batalla. En la realización, toco varias piezas clásicas complicadas, así que tuve que aprender a tocar esas notas.”

Interpretar a una ciega también fue un reto para Alba. Pasó tiempo viviendo en la Comisión para Ciegos de Nuevo México y recibió entrenamiento bajo la guía de un instructor certificado. Greg Trapp, el director ejecutivo de la comisión, explica, “Ella tomó el programa de entrenamiento como todos los demás que pierden la visión. El personal la ayudó a adquirir suficiente confianza para interpretar a una ciega convincentemente, algo que es clave para el personaje.”

Impresionados con el libreto y el personaje de Sydney Wells, Trapp y sus colaboradores revisaron los detalles de la ceguera de Sydney y también suministraron piezas de utilería como un grabador en relieve Braille y un aparato para tomar notas, los cuales frecuentemente encontramos en el hogar de un ciego. A Trapp y su personal les agradó la forma honesta en que la producción presenta a una mujer ciega. “Lo que nos gusta de Sydney es el hecho que ella es un individuo competente, capaz, elocuente, totalmente normal pero ciega.” explica Trapp.

Alba se inspiró en el período que pasó con una joven artista musical que ha sido ciega desde la infancia. “Pasamos tiempo juntas y observé cómo ella se relaciona con las personas, cómo reacciona al mundo que la rodea, cómo camina por las calles y se mueve con facilidad” dice la actriz. La experiencia, admite Alba, corrigió muchas de las ideas que ha tenido sobre los ciegos. “La mayoría, yo incluida, ignoramos lo que significa realmente ser ciego” dice ella. “Tenía muchas ideas preconcebidas y ella me hizo cambiarlas. Ella coexiste con videntes, compite con ellos por diferentes puestos de trabajo y los obtiene.”

“Sydney es un personaje muy fuerte y quisimos que los espectadores vieran y sintieran eso en la película” agrega Moreau. “No quisimos que pareciera débil o indefensa. Jessica se entrenó extensiva e intensamente para que su interpretación fuera lo más real posible.”

Para el rol del Dr. Paul Faulkner, un neurólogo que ayuda a Sydney en la transición hacia el mundo de los videntes, los realizadores seleccionaron a Alessandro Nivola (Contracara, La Calle de las Tentaciones, Junebug). “El Dr. Faulkner se involucra mucho en el caso porque lo que sucede a Sydney es poco frecuente” dice Nivola. “Él es un científico, totalmente escéptico ante cualquier tipo de realidad sobrenatural, así que realmente apoya la posibilidad que sea únicamente un fenómeno psicológico lo que ella está experimentando.”

Nivola, quien es un admirador de la primera realización de Moreau y Palud, quedó impresionado con el realismo que los directores le dieron a El Ojo del Mal. “En estas producciones donde el propósito principal es asustar al público, si podemos crear una relación real entre los personajes es un punto positivo adicional”

“Podemos hablar favorablemente de Alessandro por horas,” dice Moreau. “Al igual que a Jessica, a Alessandro le encantó el guion. Realmente se esforzó en convertir lo que era un médico típico en un personaje original e inteligente. Tuvo muchas ideas que ayudaron a darle más profundidad al personaje.”

“Alessandro le da un encanto juvenil a lo que de otra forma sería un rol serio” agrega Wagner. “Realmente se convirtió en el personaje.”

Como Alba, Nivola pasó semanas investigando, familiarizándose con la psicología neurológica y los detalles de su profesión en la película. “El proceso de investigación de una película siempre ha sido lo que más me emociona,” admite Nivola. “Tener la oportunidad de interpretar personas que poseen conocimientos especiales en ciertos campos de los que ignoro casi todo siempre me ha parecido una oportunidad para aprender sobre algo o experimentar algo que de otra manera ignoraría.”

“Lo que más me interesó fueron las pruebas neuro-cognoscitivas que se les hacen a las personas que presentan este desorden. Son realmente exóticas, excéntricas y extrañas. Los doctores estuvieron reacios a revelar el contenido de las pruebas porque podían destruir su efectividad futura con los pacientes.”

Además del Dr. Faulkner, la persona en quien más Sydney busca apoyo es Helen, su hermana, interpretada por Parker Posey (Dazed & Confused, Best in Show, Superman Regresa). Helen se siente responsable del accidente durante la infancia en el cual Sydney perdió la vista y consecuentemente está muy interesada en la cirugía y recuperación de su hermana. “Hay algo un poco triste en Helen” admite Parker Posey. “Ella ha vivido toda su vida con un sentimiento de culpa. Siempre ha querido cambiar el destino de su hermana y, cuando finalmente lo logra, las cosas empeoran y su culpabilidad es más fuerte que nunca.”

“Parker posee una extraordinaria habilidad para crear personajes” dice Wagner. “En una película como El Ojo del Mal, es necesario crear personajes complejos y no siempre contamos con mucho tiempo en la pantalla para hacerlo, así que siempre es una bendición poder contar con una actriz como Parker.”

A Parker también le impresionó el comportamiento de Moreau y Palud en el foro de filmación. “Son muy apasionados y lo demuestran,” dice ella. “Muchos directores estadounidenses son un poco secos. Pero Xavier y David tuvieron opiniones e ideas asombrosas durante el rodaje y supieron obtener lo que querían. Realmente los respeto.”

A pesar de que El Ojo del Mal se desarrolla en Los Ángeles y México, para utilizar mejor el tiempo y los recursos, la filmación comenzó en Alburquerque, Nuevo México. Con un calendario de trabajo corto y un experimentado personal artístico, incluyendo el veterano diseñador de la producción James Spencer, quien es responsable de realizaciones clásicas como Rocky y Poltergeist y el director de cinematografía Jeffrey Jur (Baile Caliente, Frecuencia Mortal)

La película se rodó en una planta abandonada de dispositivos semiconductores convertida en un foro de sonido y en diez exteriores distintos, incluyendo el patio ferroviario Old Santa Fe, el centro de Alburquerque, la Pista Nacional de Autos de Carrera de Alburquerque y la Isleta Pueblo. La producción entonces se trasladó a Los Ángeles, filmando en el centro de la ciudad y en el Royce Hall de la Universidad de California, entre otros lugares.

Para diseñar el apartamento de Sydney, fue clave para James Spencer (Gremlins, Arma Mortal 3, El Príncipe y Yo) investigar cómo vive una persona ciega y también colaborar con los directores para crear un medioambiente de suspenso. “Durante la preproducción, Greg Trapp y su esposa, que son ciegos invitaron a 15 miembros del equipo a su casa a una cena para mostrarnos cómo viven ellos. Son como el resto de nosotros, lo cual hizo más interesante diseñar el apartamento de Sydney ya que tuvimos que encontrar distintos detalles sutiles y buscar una manera de hacerlo siniestro. Los pasillos en el edificio de apartamentos tienen cierto grado de curvatura que permite que el público no logre ver alrededor de la esquina, jugando con la idea que lo desconocido asusta más.” Explica James Spencer.

Para crear el mundo visual de Sydney Wells, Jeffrey Jur colaboró estrechamente con los directores intentando establecer su punto de vista. Mediante una combinación de técnicas de iluminación y novedoso diseño de lentes, Jur permite que los espectadores vean a través de los ojos de nuestro personaje principal y al mismo tiempo establecieron el tono de la película, manteniendo la sensación que Sydney está constantemente rodeada de oscuridad.

Ayudaron a Moreau y Palud a plasmar en la pantalla un mundo irreal los diseñadores del maquillaje Matthew Mungle (Beowulf, El Hombre-Araña 3, X-Men: La Decisión Final), Richard Redlefsen (Piratas del Caribe: El Cofre de la Muerte, Inframundo) y el equipo de Asylum Visual Effects (Deja Vu, La Isla, La Leyenda del Tesoro Perdido, Capitán de Mar y Tierra). Para crear los elementos sobrenaturales, era importante mantenerse fiel a la sutileza de la trama y jugar con la idea de poner en duda nuestro propio juicio. Esto creó un equilibrio delicado entre los efectos de maquillaje prácticos y los efectos visuales especiales que se agregaron luego en la postproducción. En su colaboración con Asylum y Mungle, fue importante para los directores que los efectos realzaran el mundo de los personajes pero que no restaran mérito al conflicto mental interno que vivían.

La música original estuvo a cargo de Marco Beltrami (El Tren de las 3:10 a Yuma, Duro de Matar 4.0, La Profecía) y el diseño de sonido quedo en manos de Mike Minkler (Soñadoras/Dreamgirls, Chicago, La Caída del Halcón Negro) Premiado tres veces con el Oscar, le da el toque final a un filme que es principalmente sobre un mundo visual y la fuerza de la percepción individual.

La música de Beltrami tiene componentes fuertes que reflejan tanto el estado emocional como el mental de los personajes. “Sydney Wells percibe el mundo antes de su cirugía” agrega Michelle Manning, “a través del mundo de los sonidos. Sin vista, sus otros sentidos deben compensar, así que, a lo largo del filme, es importante darle a los espectadores la misma agudeza ajustando los niveles de la música y los efectos de sonido para llamar la atención del público hacia los detalles que Sydney escucha, que un oído normal no capta.”

Los realizadores piensan que han creado una visión que es real y surrealista al mismo tiempo, prestando atención cuidadosa a los personajes y a la trama pero que también asustará a quienes la vean. “Pienso que El Ojo del Mal es efectiva porque cuenta con elementos que gustarán tanto a los aficionados al género tradicional del terror y a aquellos que les atraen los filmes de suspenso” explica Wagner. “Posee algunos momentos que los harán saltar en sus butacas, pero en otro nivel tiene una calidad inolvidable que permanecerá con ellos después de abandonar la sala de cine ya que nunca sabrán a ciencia cierta que es real o irreal. Es verdaderamente espeluznante pensar que esta historia está basada en un fenómeno real que puede sucederle a cualquiera en el público.”

Para Moreau y Palud, todos los elementos de El Ojo del Mal, desde las actuaciones a la banda sonora a los efectos visuales, se combinaron cuidadosamente para llegar a las emocionantes escenas finales, llevando al público al borde de sus butacas. Los momentos finales de la película dan sentido y entendimiento a lo vivido por esta joven al borde de la locura. “Pienso que las personas irán a verla con una idea y saldrán con otra idea diferente” agrega Alba. “Esta realización es más compleja de lo que aparenta ser y espero que los espectadores se identifiquen con su trama más de lo que esperaban.”

Acerca el reparto

Jessica Alba (Sydney Wells) se enamoró de la actuación desde muy temprano y comenzó a actuar profesionalmente a la edad de 12 años. Obtuvo su primer papel importante a los 14 años en la serie de televisión Flipper de 1995. A los 16, abandonó Los Ángeles para estudiar en la costa este en el Atlantic Theater Company con sus fundadores, William H. Macy y David Mamet. Al regresar a Los Ángeles interpretó papeles secundarios en El Diablo metió la mano y Nunca fui besada con Drew Barrymore.

Obtuvo inicialmente reconocimiento mundial como el personaje principal en la serie de James Cameron Dark Angel, el primer proyecto de James Cameron después de ganar el Oscar por Titanic y su primera producción para la televisión. Jessica debutó estelarmente en la serie de la cadena Fox interpretando a Max, un prototipo humano mejorado genéticamente que escapa del gobierno para vivir su vida subterráneamente en el Seattle del siglo 21. Por su actuación, Jessica fue nominada al Globo de Oro y al People’s Choice Award. Además, obtuvo el TV Guide Award como Estrella Nueva del Año.

En Inglaterra rodó la película independiente Paranoia para el aclamado director John Duigan y en Malasia interpretó el papel principal en Amor Salvaje junto a Bob Hoskins, Brenda Blethyn, Emily Mortimer y Hugh Dancy. Interpretó su primer papel estelar en 2003 en Honey, la Reina del baile.

Loreal reconoció el talento y belleza de Jessica, contratándola para representar sus productos en 2001. A pesar de que muchos la describen como una “belleza exótica”, Alba, de 22 años, creció en una familia tradicional en California. Su madre es oriunda de Florida con sangre francesa-danesa y su padre es californiano con sangre mexicana, española y de aborígenes norteamericanos.

Firmó un contrato para representar a la empresa de productos de belleza Revlon, uniéndose al grupo de mujeres que representan la marca, incluyendo Halle Berry, Eva Mendes, Julianne Moore y Sheryl Crow.

En 2005, la carrera de Alba despegó. Actuó junto a Bruce Willis, Clive Owen, Benicio Del Toro, Josh Hartnett y Mickey Rourke en la aclamada Sin City, dirigida por Robert Rodríguez y Frank Miller.

Posteriormente interpretó a Sue Storm “La Chica Invisible” en la taquillera película Los cuatro fantásticos. Ese mismo año protagonizó junto a Paul Walker y Josh Brolin el filme de acción y aventuras submarinas de John Stockwell Azul extremo.

En 2007, actuó nuevamente junto a Ioan Gruffudd, Chris Evans y Michael Chiklin en Los cuatro fantásticos y Silver Surfer. También participó en la película de suspenso psicológico Awake con Hayden Christiansen, Terrence Howard y Lena Olin y en la comedia romántica Novio por una Noche.

Alessandro Nivola (Dr. Paul Faulkner) comenzó su carrera en el teatro después de graduarse de la Universidad de Yale en 1994 con un título en Literatura Inglesa. Luego de entrenarse en teatro tanto en Inglaterra como Estados Unidos, participó en numerosos teatros regionales alrededor del país, recibiendo una nominación al drama Desk award en 1995 por su debut en Broadway junto a Helen Mirren y F. Murray Abraham en la obra de Turgenev Un mes en la campiña. En 2004, obtuvo una nominación al Independent Spirit Award por su interpretación del cantante de rock Ian McKnight en la realización de Lisa Cholodenko La calle de las Tentaciones.

Trabajó junto a John Cusack en Grace is gone y en la miniserie de Ridley Scott La compañía con Chris O’Donnell, Alfred Molina y Michael Keaton.

En 2006, actuó en la premiada película independiente Junebug.

El primer rol importante de Nivola en el cine fue como Pollux Troy, el hermano paranoico y criminal de Nicolas Cage en el popular filme de acción de John Woo Contracara, por la cual obtuvo una nominación al Blockbuster Entertainment Award. Desde entonces ha aparecido en la adaptación musical de Kenneth Branagh de la obra de Shakespeare Trabajos de amores perdidos con Alicia Silverstone, Nathan Lane y Branagh. También lo vimos en la adaptación de Patricia Rozema de la novela de Jane Austen Mansfield Park con Frances O’Connor y Jonny Lee Miller y en Jurassic Park III. Actuó además en la revolucionaria película digital de Mike Figgis Time code 2000 junto a Holly Hunter, Salma Hayek y Jeanne Tripplehorn y en El engaño con Reese Witherspoon y Josh Brolin.

Regresó al teatro en el verano de 1999 para actuar junto a Gwyneth Paltrow en la obra de Shakespeare As You Like It en el Festival Teatral de Williamstown antes de reunirse nuevamente con Helen Mirren en la película de Peter Jan Brugge Secretos de un secuestro, donde dio vida al hijo de Robert Redford.

Nivola debutó en cine en la película de Pat O’Connor Círculo de pasiones junto a Liv Tyler, Joaquin Phoenix, Jennifer Connelly y Billy Crudup y actuó con Rachel Weisz en el filme de suspenso de Michael Winterbottom I Want You; interpretó el papel principal en producción de John Hughes La Sombra de la duda y apareció junto a Kuno Becker en Gol y Gol 2: Viviendo el Sueño.

Parker Posey (Helen Wells) ha aparecido en más de cincuenta películas incluyendo la superproducción Superman regresa, donde interpretó a Kitty Kowalski. También lo pudimos ver en Broken English dirigida por Zoe Cassavetes, por la cual recibió una nominación al Independent Spirit Award.

Las películas de su vasto repertorio incluyen cuatro comedias para Christopher Guest Waiting for Guffman, Best in Show, A Mighty Wind y For Your Consideration, la realización de Rebecca Miller Escape a la libertad donde estuvo nominada al Independent Spirit Award, además, actuó el filme de CBS Hell on heels: The battle of Mary Kay por la que fue nominada al Globo de Oro. Entre sus trabajos más destacados están La cosa más dulce, The anniversary party, La máscara de la muerte 3, Tienes un E-Mail junto a Tom Hanks y Meg Ryan, Suburbia, Dazed and confused, Clockwatchers, The daytrippers, Despidiendo mi vida y cuatro filmes del director Hal Hartley Amateur, Flirt, Henry Fool y Fey Grim. Por su actuación en The House of Yes recibió una Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Sudance.

Acerca de los directores

David Moereau y Xavier Palud debutaron como directores con la película de horror de Canal Plus Ils, inicialmente estrenada en el Festival de Cine de Berlín en marzo de 2006 y que se convirtió en un éxito en la taquilla francesa en 2007.

Antes de dirigirla, David y Xavier trabajaron en comerciales y en la televisión francesa, acumulando una impresionante cantidad de créditos escribiendo, dirigiendo y editando. El Ojo del Mal fue su primera película estadounidense.