Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Ámsterdam

4 minutos de lectura

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio. Ámsterdam es una película de drama histórico y comedia dirigida, producida y escrita por David O. Russell. Con fotografía de Emmanuel Lubezkii, música de Daniel Pemberton y montaje a cargo de Jay Cassidy. Fue filmada en Los Ángeles, California, USA entre los meses de enero y marzo del 2021. Fue distribuida por 20th Century Studios.

Por Daniel López Pacha.

Protagonizada por Christian Bale (Burt), Margot Robbie (Valerie), John David Washington (Harold), Chris Rock (Milton), Anya Taylor-Joy (Libby), Zoe Saldaña (Irma), Mike Myers (Paul), Michael Shannon (Henry Norcross), Timothy Olyphant (Tarim Milfax), Andrea Riseborough (Beatrice Vandenheuvel), Taylor Swift (Liz Meekins), Matthias Schoenaerts (Getwiller), Alessandro Nivola (Detective Hiltz), Rami Malek (Tom​) y Robert De Niro (Gil).

Sinopsis

El film trata sobre una hazaña romántica de tres amigos, un médico, una enfermera y un abogado, quienes se convierten en los principales sospechosos de un asesinato en la década de 1930, el cual revolucionó al país. Está basada en hechos reales sobre la investigación del Congreso de los Estados Unidos en 1933, sobre el llamado Business Plot, mezclándose con la ficción.

Todo comienza cuando dos militares y una enferma se conocen en Francia durante la Primera Guerra Mundial. Luego de la misma, pasan un tiempo idílico y libre en la ciudad de Ámsterdam, pero luego se separan y no se vuelven a ver hasta años más tarde, cuando una acusación falsa de asesinato en la ciudad de Nueva York los vuelve a reunir, lidiando contra una conspiración para derrocar al gobierno norteamericano.

Se presume no rentable

Al comienzo de su estreno en Estados Unidos, Ámsterdam fu literalmente un desastre, y se estima que el film podría provocar pérdidas cercanas a los 100 millones de dólares para Disney. Por más que tenga el reparto más espectacular del año y que se base en una llamativa historia real, tanto el público como crítica le han dado la espalda.

Es una película en la que todo debería haberse dirigido en la misma dirección, pero la verdad nunca termina de dar con el tono claro que debería dar la historia que nos cuenta. Primero promete ser un gran drama ambicioso, después un relato de suspenso, y en ocasiones apuesta por lo excéntrico, pero hay momentos en los que parece que no quiere ser más que un pasatiempo de lujo. Como tal, el resultado es una mezcolanza.

Lo mejor de la película es Bale, quien da en todo momento un marcado toque de originalidad cómica a su personaje que encaja bien con todas los aspectos que aborda el director. Lo curioso, es que luego seguramente sea uno de los personajes más centrados de toda la función. Pero los obstáculos van llegando, notándose el lujoso despliegue que nos transporta a los años ’30, como para que los escenarios, vestuario y fotografía resulten atractivos en los ojos del espectador, pero esto llega a tal punto que casi se siente como una maniobra para ocultar la falta de foco en el guion.

Esperando un final

El principal problema lo tiene el director, que propone una serie de conceptos prometedores, pero luego los desarrolla de forma decepcionante. Y lo peor de todo es que llega a hacerse agotadora por momentos, porque al final, no deja de ser un pasatiempo de lujo con más aspiraciones de las que es capaz de cubrir. Tiene el talento de su reparto, junto a un presupuesto de lo más generoso, pero el director parece que nunca termina de tener muy claro lo que quiere conseguir.

Ámsterdam al principio está cargada de ambición, donde busca ser una aventura apasionante y va mezclando tonos, personajes y épocas, para luego pasar de la comedia al drama, del thriller político al cine de acción, con suspenso, música, escenas truculentas y reflexiones inocentes, todo combinado para decir algo importante del mundo, pero se deja caer por los costados de esa energía que no termina de cerrar.

Lo más atractivo del film tiene que ver con su producción, su historia y su elenco multitudinario lleno de rostros conocidos. Las actuaciones van de lo sobrio a lo desatado sin medias tintas, que fue perjudicado por la forma en la que el director los filma, excediéndose en los lentes que deforman, y colocando la cámara en ángulos ridículos. Acá no consigue que todo quede unido de manera fluida y la película pierde ritmo y centro en muchas ocasiones.

No obstante, ya sea porque el director es incapaz de sostener una historia basada puramente en la esperanza o por su desordenado guion, Ámsterdam falla. Lo hace al caer en una serie de lugares comunes, tan confusos como carentes de sentido, forma y profundidad. Mucho más, cuando analiza su historia desde la concepción del bien absoluto en enfrentamiento con un enemigo difuso y poco claro.

Conclusión

En síntesis, Ámsterdam es portadora de un relato sin sentido, que en buena parte, decae como conjunto de planteamientos. Gira de un punto a otro, sin lograr relatar con profundidad el sentido de su argumento. El guion no se decide por ningún punto en común y termina por decaer hasta convertirse en una mezcla de escenas inconexas cada vez más torpes y caóticas que el director es incapaz de sostener, y al final, decepciona. Quizás sea uno de los peores films del año, y es una lástima.

Más historias

IntensaMente 2 4 minutos de lectura
Pesadillas y ensoñaciones de Joko Anwar 5 minutos de lectura
El hoyo 2 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

IntensaMente 2 4 minutos de lectura
Pesadillas y ensoñaciones de Joko Anwar 5 minutos de lectura
El hoyo 2 minutos de lectura
El flautista 3 minutos de lectura