Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Fatman: traigan la cabeza de Santa

4 minutos de lectura

Bienvenidos a otra nota de Revista Sincericidio. Mientras esperamos que llegue la celebración del día de Navidad, continuaremos con películas que tocan la temática y, en esta oportunidad, les voy a comentar Fatman (2020) o Matar a Santa, como se conoce en español, filme escrito y dirigido por los hermanos Eshom Nelms y Ian Nelms y que se encuentra disponible en la plataforma Paramount+.

Por César Arturo Humberto Heil

Un Santa con problemas económicos

En Fatman, Chris, personaje interpretado por el veterano actor Mel Gibson, vive en Canadá y trabaja ayudado por su mujer Ruth (Marianne Jean-Baptiste) de Santa Claus durante las navidades. Es un Santa algo particular, ya que tiene un carácter bastante osco y, además, regentea a un escuadrón de Elfos. El Gobierno Nacional es quien le manda los cheques con el dinero para afrontar los gastos que implica procesar todas las cartas que los niños envían a un apartado postal, comprar, fabricar o reparar los juguetes y repartirlos en los domicilios la noche del 24 de diciembre.

Pero este año las cosas van a ser diferentes, el dinero recibido por parte del Estado es la mitad. Chris sabe que esa suma no alcanza, y es ahí donde el Gobierno aprovecha la oportunidad y le ofrece un nuevo contrato confidencial y secreto. La idea es utilizar la estructura logística, de distribución y la mano de obra de los Elfos, para llevar material bélico a las tropas de soldados. Antes de tener que cerrar el negocio y despedir a todos sus empleados, Chris acepta el contrato. En pocos minutos, su rancho y su bunker de operaciones se convierten en una unidad militar de extrema seguridad.

Más problemas para Santa

Billy Wenan (Chance Hurstfield) es un niño de una familia multimillonaria que además de ser un pedante, es también un ser muy malvado y competitivo. No acepta obtener un segundo puesto en las fiestas de ciencias escolares como tampoco un pedazo de carbón que Santa le envía como regalo de Navidad.

Acostumbrado a hacer lo que se le dé la gana, roba unos cheques de su abuela, falsifica su firma y con eso contrata a Skinny (Walton Goggins), un matón a sueldo para que secuestre a Christine Crawford (Ellison Grier Butler), alumna que se llevó el primer premio en la feria de ciencias. Una vez que está frente a ella la obliga, mediante amenazas de electrocución, a que anuncie a las autoridades del colegio que hizo trampa y de esa manera lograr que le otorguen el primer puesto.

El regalo que Santa le hizo no le gustó en absoluto, por lo que vuelve a contratar a Skinny para que esta vez encuentre a Santa y lo mate. Skinny comienza su búsqueda y en su camino va dejando un reguero de muertes, hasta que finalmente logra encontrar desde dónde Santa realiza sus envíos.

Solo y con un rifle de alto calibre, algunas bombas de mano y un traje camuflado de blanco, Skinny logra vencer a los soldados que custodian el bunker, ingresar, atacar a los Elfos y enfrentarse cara a cara con Chris (Santa) en un duelo al mejor estilo western, con un final a puro fuego y sangre, algo que se puede rescatar como positivo.

Una trama llena de incongruencias

El guion de Fatman no es para nada bueno, está plagado de situaciones que resultan difíciles de asimilar por su alto grado de inverosimilitud. Resultan increíbles situaciones como la mencionada anteriormente, ya que es casi improbable que un solo hombre logre sortear toda la seguridad militar montada alrededor del lugar y termine enfrentándose al mismísimo Santa.

Es llamativa la ambivalencia con la que se maneja la presencia de los Elfos, ya que parecería que no son personas disfrazadas sino Elfos reales, lo que en el contexto de un filme de corte básicamente realista, desorienta bastante.

En cuanto al personaje de Billy Wenan, las cosas resultan también inverosímiles. Aprietes mafiosos, contratación de sicarios, manejo de fondos millonarios y una familia en la que Billy parece ser el dueño de todo, ya que jamás vemos a su madre y a su padre, y solo habitan en su mansión la criada y su abuela.

Conclusión

Fatman es un filme fallido por donde se lo mire, lleno de problemas de guion y con un final quizá esperado, pero altamente improbable, teniendo en cuenta cómo terminan las cosas entre Skinny y Santa.

Al final, todo queda a medias entre la comedia negra, el western y el drama navideño, y solo se pueden rescatar el enfrentamiento final y las actuaciones de Mel Gibson y Walton Goggins, quienes intentan darle un poco de color a una trama deslucida y carente de toda creatividad.

Calificación: Regular

Disponible en: Paramount+

Más historias

Solo una noche de juegos 3 minutos de lectura
Conversaciones con mamá 2 minutos de lectura
Un lugar en silencio: Día Uno 2 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

Solo una noche de juegos 3 minutos de lectura
Conversaciones con mamá 2 minutos de lectura
Un lugar en silencio: Día Uno 2 minutos de lectura
El baño del diablo 6 minutos de lectura