Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Blood Beach

3 minutos de lectura

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio. Para este Summer Mode les traigo Blood Beach (Playa sangrienta), película de terror estadounidense de 1981 escrita y dirigida por Jeffrey Bloom. Esta película fue castigada por la crítica en el sitio especializado Rotten Tomatoes. La cinta cuenta con un 0% de ranking aprobatorio basado en seis reseñas, con un rating promedio de 2.6 sobre 10, y aun así se convirtió en una película de culto.

Por Daniel López Pacha

Protagonizada por David Huffman (Harry Caulder), Marianna Hill (Catherine Hutton), John Saxon (capitán Pearson), Burt Young (sargento Royko), Otis Young (teniente Piantadosi) y Stefan Gierasch (Dr. Dimitrios).

Sinopsis

La película comienza con una mujer llamada Ruth paseando a su perro por Venice Beach, en Los Ángeles. De repente es arrastrada bajo la arena de la playa desierta por una fuerza invisible. Los gritos de ayuda son escuchados por Harry Caulder, un oficial de la patrulla del puerto que está nadando cerca. Harry reporta la desaparición de Ruth a dos detectives de la policía de Los Ángeles, Royko y Piantadosi, quienes afirman que sin un cuerpo, nada pueden hacer. Sin embargo, nuevas extrañas desapariciones llevan a las autoridades a pensar en la posibilidad de una criatura que habita bajo la arena y que se alimenta de carne humana.

Trágame tierra (arena)

El océano y el mar han sido creadores de increíbles leyendas literarias, como los monstruos mitológicos. Un ejemplo es el Kraken, otro son las sirenas, sin olvidar las criaturas del maestro H.P Lovecraft. Dentro de las películas han reflejado el terror hacia lo profundo del océano, como Creature from the Black Lagoon, de Jack Arnold, Piranha, de Joe Dante, hasta Jaws, de Steven Spielberg (nota que pueden leer hecha por mí compañero Diego M. Bravo). Pero esta vez, el monstro no se encuentra en el mar, sino en la arena. Este lugar que es seguro y apacible para nosotros es en donde ocurren las cosas en esta película de culto, justo debajo de la toalla.

El director Jeffrey Bloom sitúa la acción en las arenas de la playa de Santa Monica. Luego de dos títulos que fueron financiados por Inglaterra, Bloom encontró la oportunidad de realizar una película en suelo americano. La productora Carole Wilson tenía en sus manos el guion de Blood Beach.

¿Se viene la segunda?

Con un presupuesto de dos millones de dólares, Blood Beach se convirtió en una película culto, tanto en los Estados Unidos como en Europa, donde fue mejor acogida. Por desgracia, la distribuidora de la película se declaró en bancarrota. Tanto el director como la productora no llegaron a ver todas las ganancias derivadas de la película.

Hubo problemas con el diseño de la criatura, ya que el monstruo que le presentaron no fue el que la producción quería. Ellos querían algo parecido al “Alíen” de Ridley Scott, pero la falta de presupuesto los condenó a un bosquejo caricaturesco de lo que tenían en mente. A todo esto, el movimiento de la cámara simulando la criatura fue muy tosco.

También se pensó en una segunda parte al dejar el final abierto. El propio Bloom tenía en mente el título Son of a Beach o Bloodier Beach, pero nunca vio la luz y su director se centró en otros proyectos ya alejados del terror.

Conclusión

Esta película de terror ochentera gasta demasiada energía en forzar la intriga, con una música misteriosa y palabrería frívola, mientras que deja de lado la acción, que por momentos podría haber sido realmente interesante.

Todavía Blood Beach no tuvo un adecuado lanzamiento en DVD, ni siquiera una versión especial digna para coleccionistas. Todo esto debido a que el original en 35mm se encuentra perdido, y hay lío con los derechos de autor. Aunque no sea una obra maestra del cine, podemos decir que sí es una joya de culto y es sin duda una película perfecta para el verano. La película hará las delicias de los buenos amantes del cine serie B. Tuvo su remake en 2015, pero no funcionó para nada.

Si desean verla, hay copias disponibles en Youtube. Una estupenda pieza ochentera a redescubrir.

Más historias

Pesadillas y ensoñaciones de Joko Anwar 5 minutos de lectura
El hoyo 2 minutos de lectura
El flautista 3 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

Pesadillas y ensoñaciones de Joko Anwar 5 minutos de lectura
El hoyo 2 minutos de lectura
El flautista 3 minutos de lectura
Repulsión 3 minutos de lectura