Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Bite: Body Horror

4 minutos de lectura

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio. Bite es una película de terror corporal de 2015 dirigida por Chad Archibald, con guion de Jayme Laforest y Chad Archibald. La fotografia estuvo a cargo de Jeff Maher, la música de Steph Copeland y la edición corrió por cuenta de Nick Montgomery. Fue filmada en Hamilton, Ontario, Canadá.

Por Daniel López Pacha

Protagonizada por Elma Begovic (Casey), Annette Wozniak (Jill), Denise Yuen (Kirsten), Jordan Gray (Jared), Lawrence Denkers (Sra. Kennedy), Barry Birnberg (Sr. Mathenson), Daniel Klimitz (Mao), Tianna Nori (Joanne), Caroline Palmer (Hannah) y Melissa Sainz (Melissa).

Sinopsis

La historia sigue a Casey, una joven que regresa de unas vacaciones tropicales donde fue mordida por un insecto desconocido. A medida que pasa el tiempo, la picadura comienza a tener efectos inquietantes en su cuerpo y su mente. Casey se encuentra atrapada en una pesadilla a medida que la infección se extiende, llevándola a cometer actos violentos y grotescos. Ahora debe descubrir una manera de detener la transformación antes de que sea demasiado tarde.

Bite se estrenó en el Fantasía Film Festival en mayo de 2015, y provocó una fuerte reacción en el público. Se rumorea que algunas personas se desmayaron, una persona llegó a vomitar y otro asistente incluso se golpeó la cabeza al intentar salir del auditorio. Aunque estos incidentes generaron una gran publicidad, puedo decirles que la película no es tan impactante como se dice.

Para comenzar, la película presenta un inicio tambaleante con la acumulación de la transformación gradual de Casey bajo una montaña de sustancias pegajosas. Sin embargo, logra recuperarse a medida que las cosas se vuelven más interesantes. Aunque la actuación a menudo cae por debajo de lo esperado, esto puede ser comprensible debido a las limitaciones presupuestarias.

No obstante, el escritor y director canadiense Chad Archibald (conocido por películas como “The Drownsman” y “Ejecta”) demuestra su habilidad al enfocarse y dedicar su energía en la inquietante recompensa de la historia, y es aquí donde realmente brilla. Un reconocimiento especial debe ser dado a Elma Begovic, quien logra transmitir la humanidad que poco a poco se desvanece de Casey a través de los efectos de maquillaje, los cuales son realizados de manera decente.

Si el director logra eliminar los sustos falsos e innecesarios, como las dos veces en las que el título de la película aparece en la pantalla con una fanfarria discordante, y desarrolla una historia más original en lugar de ser un remake de bajo presupuesto de “La Mosca” de Cronenberg de 1986 mezclado con “Species” y “Alien”, creo que este cineasta tiene potencial. Además, sería positivo que se preste atención a los detalles de la trama.

Archibald estaba ansioso porque alguien entrara en un apartamento con un olor desagradable, donde las paredes y el suelo estaban cubiertos de una sustancia pegajosa en lugar de dar media vuelta y huir. Pero ahí lo tienes, es una película de terror, así que necesitamos que entren aunque sea una situación verdaderamente aterradora. El final de “Bite” deja espacio para una continuación, aunque no es necesario, pero ofrece la posibilidad de explorar un escenario más amplio en una secuela con mayor presupuesto. Aunque tiene muchas imperfecciones, resulta divertido en un sentido un tanto tonto, y es una bienvenida distracción en un mercado de terror actual saturado de películas de zombis y metraje encontrado.

“Bite” es una película de terror intensa y repulsiva que se sumerge en la transformación física y psicológica de su protagonista. La película hábilmente explota el miedo a lo desconocido y los instintos más primitivos para generar una experiencia inquietante y perturbadora. La actuación es convincente, transmitiendo de manera magistral la angustia y la desesperación del personaje principal. Además, la película presenta mejoras en diversos aspectos que la elevan a otro nivel de calidad.

Las películas de este género suelen abordar temas relacionados con el miedo, la supervivencia y las profundas repercusiones físicas y psicológicas que conllevan la infección o transformación. En general, se enfocan en el viaje emocional de los protagonistas, quienes se enfrentan a la amenaza y se esfuerzan por hallar una solución para detenerla o liberarse de ella. En este tipo de películas, se busca explorar con mayor profundidad los aspectos emocionales y psicológicos de los personajes en su lucha constante contra el peligro inminente.

Conclusión

“Bite” es una experiencia no apta para los débiles de corazón. Sus efectos inquietantemente desagradables y sorprendentemente realistas merecen una gran admiración. Casey se transforma lentamente a sí misma y a su apartamento en un lugar que solo existe en las peores pesadillas. Aunque nunca se revela en qué se está convirtiendo, esta ambigüedad añade un fascinante misterio a cada nueva escena. Esta película merece reconocimiento por su capacidad de cautivar y perturbar al mismo tiempo, y que generarán una reacción visceral en los amantes del género de terror. En general, “Bite” atraerá principalmente a los fanáticos más acérrimos del cine de terror extremo.

Más historias

The Watchers 3 minutos de lectura
El último hereje 2 minutos de lectura
La Mesías 5 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

The Watchers 3 minutos de lectura
El último hereje 2 minutos de lectura
La Mesías 5 minutos de lectura