Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

The Burning Girls: Pirotecnia en vez de fuego

3 minutos de lectura

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio. The Burning Girls (2023) es una serie británica de 6 capítulos autoconclusiva, basada en la novela de C.J. Tudor y dirigida por Kieron Hawkes y Charles Martin y que hoy está disponible en la plataforma Paramount+.

Por César Arturo Humberto Heil

La historia, de por sí bastante enredada y compleja, comienza en el siglo XIV en plena época de la inquisición, con dos niñas hermanas que son sacadas de una iglesia por una turba de personas enardecidas y llevadas a una pira donde son acusadas de brujas y quemadas. Durante los siglos subsiguientes la población recuerda en cada aniversario el martirio de las niñas arrojando muñecas de paja y ramas al fuego.

La aparente tranquilidad de la idílica villa inglesa se va a ver alterada con el suicidio del padre Fletcher (Paul Fox) y la llegada de su reemplazo la reverenda Jack Brooks (Samantha Morton) con su hija Flo Brooks (Ruby Stokes), quienes ocuparán las instalaciones aledañas a la antigua capilla y el cementerio.

A medida que pasan los días, Samantha y su hija se van a ver envueltas en una trama oscura que involucra a la familia Harper, descendientes directos de las mártires y muy poderosas en la comunidad. A esto se le irán agregando algunos elementos paranormales como las apariciones de las niñas quemadas y una subtrama, que luego terminará siendo central, acerca de Joy Harris (Safia Oakley-Green) y Merry Lane (Mollie Holder) dos adolescentes rebeldes que desaparecieron en los años ’90 y que nunca se encontraron sus cuerpos.

La historia es tan compleja y con tantas subtramas, que se me hace difícil poder resumirla, porque esto que acabo de escribir, es solo una parte, ya que son muchas más situaciones las que se van sumando y que tienen como eje central a la familia Harper, a las niñas quemadas, a las adolescentes desaparecidas y algunos abusos de la iglesia entre los que hay un controvertido exorcismo a cargo del padre Benjamín Grady (Charlie Hamblett).

Es en esta maraña de tramas en donde The Burning Girls se empieza a empantanar, y todo se siente confuso. Son demasiadas pistas que Jack va encontrando a lo largo de su intento por averiguar qué pasó con las adolescentes desaparecidas y con las niñas quemadas.

Mientras más indaga sobre el pueblo, más hechos oscuros salen a la luz y con cada nuevo descubrimiento la vida de ella y de su hija se ve amenazada.

Con una estructura quebrada, en donde pasado y presente se mezclan, The Burning Girls resulta en una producción fallida. Su acumulación de situaciones y personajes terminan siendo contraproducente para el resultado final. Lo que comienza como una típica historia sobrenatural termina en una trama policial al estilo Agatha Christie, provocando que las apariciones de las niñas quemadas queden fuera de lugar y se vean como una inclusión forzada.

Tampoco suma la resolución sobre el suicidio del padre Fletcher, la cual finaliza en una situación amañada al no estar completamente relacionada con la trama central y abre otras puertas que, a mi entender, resultan innecesarias.

A mitad de la serie la aparición de Vagrant (Jack Roth) un nuevo personaje que sale de la cárcel y busca desesperadamente a la reverenda Brooks, mientras en su camino va dejando un tendal de muertos, es algo que descoloca bastante, aunque se termine resolviendo en el último capítulo.

Conclusión

The Burning Girls es una serie sumamente compleja, lo cual no sería un problema si cada uno de los plot points estuvieran perfectamente amalgamados y relacionados, cosa que aquí no sucede. Su intento de incorporar todos los elementos que seguramente contiene la novela termina dando como resultado un pastiche intrascendente, poco atractivo y con un final inesperado. Haciendo una retrospectiva de los hechos presentados este final es sumamente inverosímil y es difícil de asimilar y demuestra que aquello que en una novela puede funcionar, en el cine termina siendo algo catastrófico.

Para cerrar, The Burnig Girls es un producto cargado de pirotecnia en vez de fuego, que como toda cohetería de fin de año una vez que explota desaparece en segundos, dejando nada más que un humo denso y muchos interrogantes.

Disponible: Paramount+

Calificación: Regular

Más historias

The Watchers 3 minutos de lectura
El último hereje 2 minutos de lectura
La Mesías 5 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido

The Watchers 3 minutos de lectura
El último hereje 2 minutos de lectura
La Mesías 5 minutos de lectura