Revista Sincericidio – Revista de Cine

Revista de cine, cultura y sociedad coexistiendo de igual a igual. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine.

Llanto maldito.

2 minutos de lectura

Por Jorge Marchisio.

Hace poco comentamos un film colombiano que mezclaba el terror con el suspenso, llamado El Páramo. Esta vez traemos otro film del mismo país, con un claro tinte más sobrenatural, y que fue estrenado en el 2021. Estamos hablando de Llanto Maldito.

La trama nos cuenta la historia de una pareja y sus dos hijos. La familia va a pasar un tiempo en una cabaña adentrada en un bosque, para que marido y mujer puedan limar los problemas que vienen acarreando. El verdadero problema se da cuando los diferentes miembros de la familia empiezan a sospechar que el lugar no estaba tan deshabitado como parecía.

Estamos ante la típica película que decide alejar a nuestros protagonistas metiéndolos en una casa perdida en el medio de la nada. Por lo general estas temáticas suelen estar algo quemadas en el cine contemporáneo, desaprovechando varias oportunidades de explorar en los personajes, y sólo centrándose en el factor terror. El Llanto Maldito, por desgracia, cae en este segundo grupo.

Y esto lo decimos porque si bien intuimos cuáles son los problemas que tiene la pareja, nunca se nos dice en base a qué surgieron estas diferencias, o si es la primera vez que les pasa. Con esto no decimos que nos dieran un film de drama en vez de terror. Pero podrían haber unido ambos géneros, como pasó con la reciente The Night House, que logra combinar las temáticas y salir bien parada del experimento.

Pero pese a esta oportunidad desperdiciada, Llanto Maldito sí logra incomodar un poco al espectador. Sobre todo, por el hecho que los primeros en darse cuenta que algo no anda bien, son los propios niños; utilizando tanto su inocencia como por lo aislados que están, para generar molestia en el espectador mientras cruzan los dedos para que nada les pase.

También vale mencionar la buena actuación de la dupla infantil. Contrario a como suele pasar en las películas de terror, donde los personajes que recaen en niños terminan siendo insufribles debido a las malas actuaciones de los mismos; acá sí nos creemos que estamos ante chicos reales, con sus reacciones acorde a lo que está sucediendo, sin ser solo personitas que gritan en todo momento.

Para ir cerrando, Llanto Maldito es una película pasatista. Cumple su función de entretenernos, y hasta logra incomodarnos por momentos, pero poco más. Esta vez no podemos culpar a un escaso presupuesto o a unos malos actores, sino que el problema radica en lo genérica de su historia; que podría haber pasado en cualquier otro país de Latinoamérica.

Puede que te hayas perdido

Lucha Libre 3 minutos de lectura
Portadas 39 minutos de lectura
Las estimas 3 minutos de lectura