Revista de Cine: Revista Sincericidio

Revista de cine, y entretenimiento. – Noticias de cine, entrevistas del mundo del cine y VOD, festivales de Cine, estrenos.

Ripley: El talentoso señor Zaillian

4 minutos de lectura
Ripley

Bienvenidxs a una nueva nota de Revista Sincericidio. La historia de Tom Ripley, pergeñada por una de las autoras de novelas policiales más importantes como es Patricia Highsmith es bastante conocida, en especial por los asiduos lectores de este género. La novela no le fue esquiva al cine y tuvo sus adaptaciones cinematográficas. A pleno sol (1960) de René Clément y El talentoso señor Ripley (1999) de Anthony Minghella, ambas con gran éxito de taquilla y reconocimiento por parte de la crítica.

Por César Arturo Humberto Heil

Ahora le ha tocado el turno al streaming y en formato de miniserie con Ripley (2024) del director y guionista Steven Zaillian. Estructurada en 8 episodios de aproximadamente una hora y con las actuaciones centrales de Andrew Scott como Tom Ripley, Johnny Flynn como Dickie Greenleaf y Dakota Fanning como Marge Sherwood, la producción de Netflix se presenta como una de las grandes apuestas de esta temporada y tiene altos méritos para ser de lo mejor que ha estrenado la compañía.

Para los que no conocen nada, la historia se centra en Tom Ripley, un camaleónico estafador de medio pelo, pero sumamente inteligente que tiene la oportunidad de viajar de Nueva York a Italia para convencer a Dickie Greenleaf de que regrese a Estados Unidos por un expreso pedido de su padre. Dickie es un bon vivant que vive una vida de lujo a expensas de los millones de su progenitor Herbert Greenleaf (Kenneth Lonergan) y no tiene ninguna intención de regresar.

Ripley empieza a darse cuenta de que esa es la vida que quiere y luego de hacerse amigo de Dickie y de su novia Marge terminará asesinándolo para ocupar su lugar.

Ripley

El arte en primer lugar

La miniserie es un festín visual. Cada plano es una obra de arte. Zaillian demuestra que es uno de los más talentosos realizadores contemporáneo. La perfección visual del director es casi obsesiva. Basándose en las obras del pintor barroco Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571 -1610) popularmente conocido como Caravaggio, Zaillian construye junto al director de fotografía Robert Elswit una obra audiovisual impresionante.

Ambientada en los años 60 y filmada en un blanco y negro exquisito. La miniserie se pasea por hermosos escenarios naturales como Roma, Altrani, Venecia, Nápoles, Sicilia y Nueva York entre otros.

Zaillian deja bien claro su mirada de artista al homenajear a la pintura italiana del primer periodo barroco. Y hace gala de un buen uso de los mensajes connotados al incorporar referencias directas de Federico Fellini con los planos de Roma, a Alfred Hitchcock con el concepto de sorpresa y suspenso y el uso del MacGuffin y al cine Noir francés con su estilizada estética.

Ripley

Licencias y exageraciones

La miniserie se toma algunas licencias respecto de la novela original, pero nunca deja de lado la esencia central de la trama. Esto hace que la convierte en una muy buena adaptación, por no decir de las mejores.

El atractivo principal está en el carisma de Tom Ripley como estafador, que siempre consigue salirse con la suya para seguir con su raid delictivo sin que el inspector Pietro Ravini (Maurizio Lombardi) lo descubra. Es ahí donde la miniserie logra generar los mayores y mejores momentos de tensión, pero también algunas torpezas de guion.

En referencia a esto último, algunas situaciones me resultaron demasiado Hollywoodense. Como por ejemplo la escena del bote después de asesinar a Dickie. La manera en la que Tom escapa luego de haber caído al mar con una lancha descontrolada es un poco exagerada. Si bien mantiene al espectador con los nervios de punta, su resolución responde más al infame recurso del deus ex machina que a una solución lógica y racional.

Lo mismo sucede en las escenas entre el inspector Ravini y Ripley/Greenleaf. Las cuales bordean una ingenuidad policial llamativa, haciendo que toda la situación se muestre inverosímil.

Ripley

Claro que, con toda esa espectacular puesta en escena, esa hipnótica fotografía y esos bellísimos escenarios uno rápidamente pasa esas torpezas del guion y se deja llevar por la belleza de los planos y una trama que nunca decae.

A medida que avanza la miniserie el trabajo del director Zaillian empieza tomar cuerpo y a imponerse. Su buen ojo de narrador experimentado nos regala una sucesión de metáforas visuales que acentúan la tensión que lentamente se va construyendo. Y nos lleva a otro nivel del que estamos acostumbrados a ver en producciones seriales.

Conclusión

Dejando de lado esos pequeños detalles de guion, Ripley es sin ninguna duda una de las mejores series de la plataforma. Haber apostado a un producto diferente desde lo estético y en blanco y negro era al menos una jugada arriesgada. Si bien al principio el encendido a nivel mundial no fue el que se esperaba. Pero el boca a boca está haciendo su trabajo y seguramente Ripley aumentará la audiencia para posicionarse en el top del ranking.

Una vez más Steven Zaillian demuestra que es uno de los realizadores más importantes y creativos de la actualidad. Ya lo había dejado en claro con su miniserie The Night Of (2016) para HBO. Y ahora se supera con un producto impecable técnicamente y lleno de belleza y poesía. 

Calificación: Excelente

Disponible: Streaming

Más historias

Puede que te hayas perdido

X-Men ’97 2 minutos de lectura
The Idea of You 2 minutos de lectura